Compartir

Preservativo femenino: uso y eficacia

Por Marta Vicente, Periodista especializada en salud y bienestar. Actualizado: 1 agosto 2017
Preservativo femenino: uso y eficacia

Aunque no es tan conocido ni tan empleado como el preservativo masculino, el preservativo o condón femenino es también una excelente opción para disfrutar de relaciones sexuales seguras y placenteras, evitar embarazos no deseados y protegerse debidamente de enfermedades venéreas. Es un método anticonceptivo seguro que se puede utilizar tanto para las relaciones vaginales como anales y que, a diferencia de otros, no conlleva ningún tipo de efecto secundario ni cambios relevantes en el funcionamiento del cuerpo de la mujer. No obstante, de igual manera para que sea un método fiable y lo más seguro posible, es conveniente saber utilizarlo de manera adecuada y tener en cuenta una serie de medidas. Sigue leyendo este artículo de ONsalus si quieres saber todos los detalles acerca del uso y la eficacia del preservativo femenino.

También te puede interesar: Qué hacer si un preservativo se queda dentro

Cómo funciona el preservativo femenino

El preservativo femenino es una especie de funda cilíndrica que está elaborada de un plástico suave, delgado y resistente llamado poliuretano; se inserta en la vagina justo antes de mantener relaciones sexuales y se usa durante estas con el fin de prevenir un embarazo indeseado y protegerse frente a posibles enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Este tipo de preservativos cuentan con dos anillos flexibles, uno en cada extremo de la funda, los cuales permiten cubrir la vagina de forma adecuada para evitar que el esperma se introduzca en ella. Uno de los anillos es cerrado y sirve para sostener el preservativo en la vagina, pues al introducirlo queda ajustado en el cuello uterino y lo cubre por completo; por su parte, el otro anillo es abierto y queda por fuera del orificio vaginal cubriendo la zona de la vulva.

Si el condón está perfectamente colocado, recogerá eficazmente el líquido preseminal como el esperma durante la eyaculación y, por ende, estos no ingresarán en la vagina y no habrá posibilidad de fecundación.

Preservativo femenino: uso y eficacia - Cómo funciona el preservativo femenino

Pasos para colocar el preservativo femenino

En un inicio, la colocación del preservativo femenino puede resultar un poco complicada, pero si lo vas utilizando en todas tus relaciones sexuales, finalmente conseguirás ponértelo con un simple gesto. Es fundamental insertar el condón adecuadamente en la vagina para que este método anticonceptivo sea seguro y su eficacia no se vea reducida.

A continuación, detallamos los pasos que debes seguir a la hora de colocarte el preservativo femenino:

  1. Antes de insertar el preservativo, puedes colocar un poco de espermicida en la parte externa del anillo cerrado, de esta forma potenciarás la protección y reducirás las posibilidades de un embarazo no deseado.
  2. Adopta una postura cómoda para ti, ya sea de pie y apoyando una pierna sobre una silla, tumbada con las piernas flexionadas, sentada al borde de una silla o en cuclillas.
  3. Coge el preservativo por el anillo cerrado y apriétalo por los lados utilizando el dedo pulgar, índice y corazón para poder insertarlo en la vagina.
  4. Coloca el condón cerca del orificio vaginal, introdúcelo como si se tratara de un tampón y suéltalo.
  5. Luego, introduce el dedo índice y úsalo para empujar el anillo todo lo que sea posible, hasta llegar al cuello uterino.
  6. Asegúrate de que el preservativo ha quedado recto y el anillo externo está por fuera de la vagina, pues será por este punto por el que el pene entará en la vagina.

Una vez finalizada la relación sexual, para retirar el condón femenino tan solo tendrás que darle unas vueltas al anillo externo y enrollarlo para impedir que el esperma se derrame, estirar de él con suavidad y desecharlo en el cubo de la basura, en ningún caso lo tires al inodoro. Toma en cuenta que el preservativo es un método de un solo uso y no es reutilizable, por lo que tendrás que utilizar uno nuevo en cada relación sexual.

Preservativo femenino: uso y eficacia - Pasos para colocar el preservativo femenino
Imagen: quo.es

Eficacia del preservativo femenino

Uno de los aspectos que más nos preocupa en el momento de elegir un método anticonceptivo u otro es la efectividad del mismo. Bien, en este caso, el condón femenino está considerado como un método seguro y fiable, pues cuenta con una eficacia que ronda el 90%, la cual es similar a la que ofrecen otros métodos usuales como por ejemplo el diafragma o el preservativo masculino.

No obstante, esta efectividad se mantiene si el preservativo se utiliza de manera correcta durante las relaciones sexuales, y es que al igual que el masculino, el femenino puede fallar y ser poco seguro en caso de:

  • Rotura del preservativo antes de la relación sexual o durante la misma. Para saber de qué forma actuar en este caso, te aconsejamos que consultes el artículo Qué hacer si un preservativo se rompe.
  • No colocarse el preservativo antes de iniciar la penetración.
  • Colocarlo de manera incorrecta.
  • Defectos de fábrica en el preservativo, aunque estos son poco frecuentes.
  • El esperma se sale del preservativo cuando este se está retirando de la vagina.
Preservativo femenino: uso y eficacia - Eficacia del preservativo femenino

Ventajas e inconvenientes del preservativo femenino

Después de saber que el preservativo femenino es uno de los métodos anticonceptivos para mujeres más fiables, veamos a continuación algunas de las ventajas e inconvenientes que presenta su uso habitual.

Ventajas

  • Al cubrir una gran parte de los genitales femeninos, es excelente para protegerse de enfermedades de transmisión sexual, como el VIH, el VPH, la gonorrea, la clamidia, el herpes genital, etc. También ofrece protección durante la masturbación y la práctica de sexo oral.
  • Le permite a la mujer protegerse de embarazos no deseados y de las ETS sin la necesidad de tener que depender del preservativo masculino.
  • También se puede usar para tener relaciones durante la menstruación, en el embarazo y después de dar a luz.
  • Durante la relación sexual, el aro externo puede estimular el clítoris y generar, así, más placer.
  • No presiona el pene durante las relaciones sexuales.
  • Es una buena alternativa para aquellos que son alérgicos al látex.
  • Su uso no conlleva efectos secundarios hormonales significativos.
  • Se pueden usar con lubricantes a base de agua.
  • Se obtienen fácilmente en farmacias o grandes supermercados.

Inconvenientes

  • Es un poco más costoso que el preservativo masculino.
  • Su efectividad se reduce muchísimo si no se coloca correctamente.
  • Algunas personas pueden presentar irritación o reacción alérgica en la vulva o en el pene.
Preservativo femenino: uso y eficacia - Ventajas e inconvenientes del preservativo femenino

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Preservativo femenino: uso y eficacia, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sexualidad.

Escribir comentario sobre Preservativo femenino: uso y eficacia

¿Qué te ha parecido el artículo?

Preservativo femenino: uso y eficacia
Imagen: quo.es
1 de 5
Preservativo femenino: uso y eficacia

Volver arriba