Compartir

Primeros auxilios para las quemaduras

Por Pablo Roca. Actualizado: 5 abril 2018
Primeros auxilios para las quemaduras

La piel humana es sensible al contacto con determinados agentes, como el calor, el frío, la electricidad, y ciertos productos químicos. Seguramente todos hemos sufrido este tipo de lesión, y normalmente, por muy pequeña que sea la zona dañada, el dolor suele ser intenso, por lo que tratamos de recurrir a algún producto o remedio para tratarlo. Una quemadura se divide en tres grados en función de la capa de la piel que se ve afectada, generando daños de mayor gravedad, por lo que el tratamiento variará y en algunos casos puede requerirse de atención médica urgente. En este artículo de ONsalus te explicamos los primeros auxilios para las quemaduras, con el fin de que sepas reaccionar en caso de que tanto tú como alguien de tu alrededor sufra daños por esta causa.

También te puede interesar: Cuánto tarda en sanar una quemadura

Clasificación de las quemaduras

Las quemaduras de la piel pueden clasificarse en función de la profundidad con la que dañan los tejidos así como la extensión total del cuerpo afectada.

Según la profundiad

  • Quemadura de primer grado. Solo se ve dañada la capa superficial de la piel, conocida como epidermis, por la cual la zona afectada se enrojece. Este tipo de quemaduras suele producirse por el excesivo contacto con el sol. Es conocida como eritema.
  • Quemadura de segundo grado. Son consideradas también superficiales, con la diferencia de que son un poco más profundas. En este tipo de quemaduras suele aparecer una ampolla dolorosa, que aparecen para evitar infecciones, ayudando a que la herida permanezca hidratada y facilitar la cicatrización. Son aquellas que se producen habitualmente por el contacto con materiales que están a altas temperaturas como una olla hirviendo o el horno. Es conocida como flictenas.
  • Quemadura de tercer grado. Se ven afectadas todas las capas de la piel, incluyendo la epidermis, la capa más profunda. En este tipo de lesiones la piel suele estar carbonizada, presentando un aspecto negro. Al contrario que las anteriores, en estos casos la persona no presenta dolor porque las terminaciones nerviosas han sido drestruídas.

Según la extensión

Otro factor que se tienen en cuenta a la hora de valorar una quemadura y sus daños es la cantidad total del cuerpo que se ha visto dañada. Esto implica, por ejemplo, que se considera de igual o mayor gravedad una quemadura de primer grado que ha afectado a un 80% del cuerpo, que una quemadura de segundo grado que ha afectado a un 10%.

En caso de que tus quemaduras no hayan dañado una extensión muy grande, y que sean de primer o segundo grado, te animamos a que consultes algunos remedios caseros para las quemaduras.

Primeros auxilios para las quemaduras - Clasificación de las quemaduras

Primeros auxilios para las quemaduras

La forma en la que debe actuar frente a una persona que ha sufrido quemaduras, no es muy diferente a la de cualquier otro accidente. Lo primero que debemos hacer es detener la fuente que ha generado la quemadura.

  1. Disminuir la gravedad de las lesiones apagando las llamas, retirando el producto químico sobre la piel, etc.
  2. Tratar de detectar posible intoxicaciones por inhalación de gases por el humo del fuego.
  3. Buscar otras posibles lesiones como hemorragias, fracturas, etc. Debe tratarse preferentemente la lesión de mayor gravedad.
  4. Retirar todo tipo de objetos que puedan contener el calor, como ropa, joyas, etc. Refrescar la zona quemada aplicando agua abundantemente tratando de no enfriar al paciente por riesgo de que sufra una hipotermia.
  5. Cubrir las quemaduras con gasas esterilizadas y humedecidas en agua, sin presionar en exceso.
  6. En función de la gravedad de las quemaduras, se debe acudir al médico.
Primeros auxilios para las quemaduras - Primeros auxilios para las quemaduras

Qué no hacer ante una quemadura

Al igual que las acciones anteriores pueden resultar útiles a la hora de reaccionar frente quemaduras, también debemos saber aquellas acciones que no deben llevarse a cabo.

  • No se debe aplicar ninguna sustancia sobre la quemadura que no sea agua.
  • No hay que enfriar al paciente, tratar solo de enfriar la zona dañada.
  • No se debe administrar agua o medicamentos vía oral.
  • No hay que romper las ampollas que salen tras las quemaduras de segundo grado, puesto que nos protegen de infecciones.
  • No se debe despegar la ropa u otros objetos enganchados en la piel.
  • No hay que dejar sola a la víctima. Si vamos a buscar ayuda debe venir con nosotros, siempre y cuando su estado lo permita.
  • No hay que apagar las llamas con agua. Se debe hacer que la persona ruede sobre el suelo o cubriéndolas con una manta.
  • Hay que acudir lo antes posible a un centro hospitalario, puesto que cuanto más tiempo transcurre, mayor posibilidad de que la persona afectada sufra un shock.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Primeros auxilios para las quemaduras, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Escribir comentario sobre Primeros auxilios para las quemaduras

¿Qué te ha parecido el artículo?

Primeros auxilios para las quemaduras
1 de 3
Primeros auxilios para las quemaduras

Volver arriba