Compartir

Punción ovárica: qué es, recuperación y riesgos

Punción ovárica: qué es, recuperación y riesgos

La punción ovárica o punción folicular es una técnica quirúrgica que se utiliza en varios tratamientos de reproducción asistida para extraer del ovario las células sexuales maduras, resultantes de la estimulación hormonal, antes de que estos sean liberados a las trompas de Falopio. Como toda intervención quirúrgica, es posible que cause incertidumbre y temor el someterse a una punción folicular, pero debes saber que es una técnica con un procedimiento muy sencillo, que no causa dolor, que los riesgos de alguna complicación son mínimos y que puedes estar dada de alta unas horas después.

Si quieres saber todos los detalles sobre la punción ovárica: qué es, recuperación y riesgos, en este artículo de ONsalus te informamos de ello; sin embargo, debes consultar cualquier duda con tu médico.

También te puede interesar: Punción lumbar: qué es y para qué sirve

¿Qué es una punción ovárica?

A grandes rasgos, la punción ovárica consiste en la extracción de los óvulos ya maduros dentro del folículo. En condiciones normales, las mujeres liberan un óvulo maduro cada ciclo menstrual, pero cuando se requiere un mayor número de estas células sexuales, se emplean técnicas para estimular su maduración y poco antes de que puedan ser liberados por el folículo, se realiza la punción ovárica.

Mediante controles periódicos por el médico especialista se programa la fecha en que se va a llevar a cabo la punción folicular, que aunque es una técnica sencilla y con una duración aproximada de 20 minutos, es necesario llevarla a cabo en un quirófano. Para esto, se debe ingresar en el centro médico es el mismo día, por lo menos una hora antes de la operación y con ayuno en las últimas 6 horas.

El procedimiento inicia frecuentemente con la administración de anestesia, ya sea local o general, o algún sedante, aunque en algunos casos el médico podría optar por no aplicar nada. Posteriormente, visualizando por ultrasonido, el cirujano va introduciendo por la vagina un ecógrafo transvaginal que tiene incorporado la aguja de aspiración, se coloca en el ángulo correcto y la aguja es dirigida en dirección al ovario a través de la vagina. Una vez que se ha alcanzado esta estructura, empieza la aspiración de su contenido líquido que almacena los óvulos y estos pasan a tubos de ensayo que están conectados con el ecógrafo para ser resguardados a una temperatura de 37° dentro de un laboratorio, en cuanto han pasado por un proceso de limpieza y separación.

Punción ovárica: qué es, recuperación y riesgos - ¿Qué es una punción ovárica?

¿En qué situaciones se utiliza la punción ovárica?

La estimulación de la maduración de varios óvulos y la extracción posterior de los mismos se utiliza en tratamientos de reproducción asistida, especialmente en mujeres que no han podido embarazarse de forma natural pero sus óvulos son funcionales. Igualmente se practica la punción ovárica para la donación de gametos, en la cual se extraen las células sexuales de una mujer sana y que cumpla con los requisitos establecidos para ser utilizados posteriormente en otra mujer que los requiera.

Por otra parte, una práctica que cada vez más va tomando terreno es que las mujeres utilizan la punción folicular para la conservación de sus óvulos en la edad que son de mejor calidad, entre los 20 y 30 años, y que posteriormente puedan hacer uso de ellos, si se desea tener un hijo a una edad mayor. También se recomienda con este objetivo a mujeres que serán sometidas a tratamientos que podrían generar daños en la capacidad reproductiva y así poder utilizar sus propias células sexuales para embarazarse después si se desea.

Recuperación y recomendaciones después de una punción ovárica

Los cuidados y el tiempo de recuperación son mínimos, una vez terminada la punción ovárica. la mujer debe ser trasladada a una habitación y permanecer en ella hasta que ya no se encuentre bajo los efectos de la anestesia, sus signos vitales estén normales y no presente molestias, que suele ser en un par de horas. Generalmente, suministran líquidos para estimular la producción de orina y eliminar la anestesia del organismo más rápido.

Si no se administró nada para el dolor durante la intervención, basta con la revisión de rutina e irse a casa en unos cuantos minutos. En cualquier caso, es recomendable que otra persona te la acompañe y que se encargue del traslado al domicilio, ya que es común que haya desorientación o ligeras molestias.

Aunque no es obligatorio, lo mejor es mantener reposo el resto del día y evitar sobreesfuerzos durante las siguientes 24 horas a manera de prevención, además de vigilar cualquier situación anormal.

Dentro de lo habitual, pueden presentarse leves molestias en la zona abdominal y ligero sangrado vaginal, pero desaparecen pronto y si esto no ocurre, hay que acudir al médico para que determine qué lo está originando.

Punción ovárica: qué es, recuperación y riesgos - Recuperación y recomendaciones después de una punción ovárica

Principales riesgos de la punción ovárica

Al tratarse de un proceso sencillo y no invasivo, la probabilidad de que surjan complicaciones es poca. Pero dentro de las más frecuentes, existe el riesgo durante la punción folicular de que se produzca una lesión en los vasos sanguíneos vaginales causando una hemorragia, aunque también puede ser ocasionada por el daño en otras estructuras pélvicas, como el pedículo ovárico, las arterias uterinas, uréteres e incluso el intestino grueso. Aunque es normal que haya sangrados después del procedimiento, si este es muy abundante o de una coloración o textura extraña, debes acudir lo más pronto posible al médico.

Si en cambio, los síntomas son inflamación abdominal, fuerte dolor en la zona y fiebre, posiblemente sea un caso de infección pélvica, otro riesgo por punción ovárica y que suele ser tratada con la administración intravenosa de antibióticos. Puede deberse a una lesión en las estructuras pélvicas u otros factores, por ejemplo si has sufrido de procesos inflamatorios pélvicos anteriormente.

Por otro lado, la anestesia podría generar algunos efectos secundarios, principalmente náuseas, vómitos o alteración de la presión arterial, pero no suele representar una situación de riesgo.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Punción ovárica: qué es, recuperación y riesgos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Escribir comentario sobre Punción ovárica: qué es, recuperación y riesgos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Punción ovárica: qué es, recuperación y riesgos
1 de 3
Punción ovárica: qué es, recuperación y riesgos

Volver arriba