Compartir

Reflejo tónico del cuello en bebés

Reflejo tónico del cuello en bebés

Los reflejos son un fenómeno innato en los niños. Es importante que los padres sepan acerca de estos movimientos automáticos para conocer mejor qué es lo que está haciendo el pequeño. Estos reflejos son movimientos involuntarios y espontáneos y son una actividad normal del cerebro y los nervios. Estos reflejos son de diferentes tipos y algunos son específicos en ciertos períodos del desarrollo. Entre ellos se encuentra el reflejo tónico del cuello.

El reflejo tónico del cuello de un bebé también se conoce como posición de esgrima. Este acto reflejo se observa cuando la cabeza del bebé está volteada hacia un lado y el brazo del lado se estira. Al mismo tiempo el brazo opuesto se dobla en el codo y sus miembros del lado opuesto quedan flexionados. En el siguiente artículo de ONsalus te hablaremos más en profundidad sobre el reflejo tónico del cuello en bebés y el resto de reflejos en el recién nacido.

Reflejo tónico del cuello: simétrico y asimétrico

En realidad existen dos tipos de reflejos tónicos en el cuello; los simétricos y los asimétricos:

  • El reflejo asimétrico es cuando el recién nacido gira la cabeza a un lado y, a la vez, se extiende la pierna y el brazo hacia el mismo lado.
  • El reflejo simétrico es un reflejo puente, lo que significa que al contrario de otros reflejos que se dan en el cuello, no está presente ni en el útero materno ni una vez ha nacido, sino que va desarrollándose y se integra justo antes de la etapa en que el niño empieza a gatear para permitir que este se pueda dar correctamente. Por lo general, este reflejo suele desaparecer entre los 8 y los 11 meses después del nacimiento.

Reflejo tónico del cuello: cuándo desaparece

El reflejo tónico del cuello es el que se da cuando el niño está acostado boca arriba y relajado y ladea la cabeza. En ese momento, el brazo del lado donde se ha movido la cabeza se extiende, con la mano medio abierta, mientras el brazo contrario se cierra. Si el bebé gira la cabeza hacia el otro lado, las posiciones se invierten. Esta posición también se conoce con el nombre de posición de esgrima, dado que la posición en la que queda el bebé recuerda al típico ataque de este deporte.

Por lo general, el reflejo tónico del cuello debe desaparecer entre los 6 y 7 meses de edad, y si persistiera estaríamos ante una situación anormal que ameritaría atención. Este reflejo, de mantenerse, puede acabar afectando la habilidad del gateo y el arrastre sobre manos y rodillas. Del mismo modo puede imposibilitar que el niño esté quieto o concentrado por lo que, si persistiera, acabaría con efectos negativos en el control del equilibrio, en la escritura o en el control del brazo.

Reflejos del recién nacido

La presencia de los reflejos, así como su intensidad, es una de las señales más significativas de que el desarrollo del bebé y su sistema nervioso es correcto. Hay reflejos que a medida que el bebé va creciendo van desapareciendo mientras otros permanecen hasta en la vida adulta. No obstante, hay que hacer un seguimiento puesto que la presencia de determinados síntomas con el paso del tiempo puede ser señal de un daño cerebral o en el sistema nervioso.

Algunos de los reflejos que solamente se dan en los recién nacidos,más allá del reflejo tónico del cuello, son:

  • Reflejo de succión: la acción de succionar cada vez que se le toca alguna zona cercana a la boca del bebé.
  • Reflejo del sobresalto: la retracción de piernas y brazos cada vez que escucha un fuerte ruido.
  • Reflejo de marcha automática: la acción de mover los pies con movimiento de marcha cuando la suela toca alguna superficie dura.
  • Incurvación del tronco: cuando se acaricia o se dan pequeños golpes en el costado del bebé este ladeará las caderas con un movimiento que se define como danzante.
  • Reflejo de prensión: es el movimiento reflejo del bebé cuando cierra la mano y la aprieta cuando se pone un dedo en su palma.
  • Reflejo de búsqueda: si acaricias la mejilla del bebé ladeará la cabeza y hará movimientos de succión.
  • Reflejo paracaídas: En bebés más mayores es el movimiento de extender los brazos para parar una posible caída, no obstante, este proceso aparece antes de que el niño empiece a andar.

Como ya te hemos explicado, hay otros reflejos que aparecen en el bebé y que permanecen en la vida adulta, algunos ejemplos son:

  • El parpadeo.
  • La tos.
  • La náusea.
  • El estornudo.
  • El bostezo.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Reflejo tónico del cuello en bebés, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Reflejo tónico del cuello en bebés

¿Qué te ha parecido el artículo?

Reflejo tónico del cuello en bebés
1 de 2
Reflejo tónico del cuello en bebés