Compartir

Barriga hinchada: ¿gases o embarazo?

 
Por Valeria Foi. 25 octubre 2018
Barriga hinchada: ¿gases o embarazo?

Tener la barriga hinchada es una descripción común de muchas personas cuando sienten malestar en el área abdominal. En realidad, esta expresión está vinculada a muchas y variadas causas que producen la sensación de aumento y tensión en la barriga. La barriga hinchada puede referirse a una gran cantidad de gases, puede estar relacionada a los primeros síntomas del embarazo o a condiciones más complejas.

Cuando la barriga hinchada hace referencia al aumento de tamaño del abdomen, en términos médicos se corresponde a lo que se llama distensión abdominal. Se puede hacer la distinción en cuanto a que, hinchazón se refiere a la sensación de tener la barriga hinchada y distensión se refiere a que el abdomen está realmente más grande. En todo caso, son muchas las razones que producen este malestar, por lo que en ONsalus respondemos a la pregunta: Barriga hinchada: ¿gases o embarazo?

Barriga hinchada: ¿gases o embarazo?

Normalmente, la expresión barriga hinchada es un término de uso popular que describe dos cosas. Por un lado, se asocia con la sensación de tener la barriga hinchada, aunque esto no sea visible ni redunde en un aumento del abdomen y, por otro lado, describe ciertamente la distensión abdominal que es el término médico que describe el aumento de volumen visible del abdomen. En resumen, esta expresión se refiere a la sensación de vientre hinchado y también a la distensión abdominal.

Entonces, una barriga hinchada puede estar relacionada con diversas causas. Entre ellas quizás las más importantes sean las siguientes:

Exceso de gases

Es muy frecuente que la sensación de barriga hinchada se deba a un exceso de gases intestinales que producen las bacterias en los intestinos. No obstante, no hay una relación clara y directa entre ambos casos, puesto que hay personas que tienen distensión abdominal sin tener más gases que personas que no padecen estos síntomas. Para algunos pacientes basta una pequeña cantidad de gases para sentir que tienen la barriga hinchada. En muchos casos la razón por la que los pacientes se llenan de gases se debe a la ingesta de algunos alimentos, como ciertos azúcares y lácteos, en el caso de que la persona sea intolerante a la lactosa. En este último caso también podrá presentar cólicos y diarrea, luego de consumir productos lácteos. El equilibrio de la flora intestinal también puede ser responsable del aumento de la cantidad de gases.

Embarazo y menstruación

Antes de la menstruación y durante la misma las mujeres pueden tener sensación de hinchazón y dolor abdominal. Igualmente, al principio del embarazo, justo cuando ocurre la implantación del cigoto, se pueden presentar síntomas similares. Luego, a lo largo de todo el embarazo, en vista de que el útero irá creciendo presionando los intestinos las mujeres sentirán diferentes molestias abdominales. En este caso, las féminas no solo tendrán la sensación de barriga hinchada, sino que realmente el abdomen irá creciendo a partir de la 16ª semana de gestación. El volumen del abdomen aumentará y cada vez será más visible y dura la barriga. En la mayoría de los casos, las mujeres estarán conscientes de que están embarazadas, aunque en mujeres con sobrepeso y ciclos menstruales irregulares, el embarazo y el aumento de volumen del abdomen no es tan obvio. En esos casos es posible que el embarazo pase desapercibido durante algunos meses.

Barriga hinchada: ¿gases o embarazo? - Barriga hinchada: ¿gases o embarazo?

Barriga hinchada y dura: síntomas de embarazo

A lo largo del período de gestación son muchos los cambios que vive el cuerpo de las mujeres. Muchos de ellos están relacionados con el crecimiento de la barriga. Al principio, las mujeres podrán sentir molestias leves, calambres o hinchazón del vientre. A medida que va creciendo el bebé y a su vez el útero, las molestias irán aumentando, por el simple hecho físico de que el útero irá dejando poco espacio para los intestinos y el estómago. Por esta razón, la sensación de tener la barriga hinchada y las molestias abdominales son un síntoma frecuente en las embarazadas y aumenta a medida que avanza el embarazo.

Por otra parte, los cambios hormonales que afectan todo el cuerpo también afectarán el sistema digestivo. Así, los niveles altos de progesterona van a relajar el músculo liso de todo el cuerpo, incluyendo el sistema digestivo. Esto tornará la digestión más lenta, propiciando un aumento de la cantidad de gases y molestias, sobre todo luego de una comida abundante. Debido a esto es más frecuente que las embarazadas sufran eructos y flatulencias, sobrepasando la cantidad promedio de doce flatulencias diarias en personas normales.

Bajo vientre hinchado: otras causas

Como mencionamos anteriormente, no solo el embarazo y los gases son los culpables de padecer hinchazón abdominal, son muchas las causas que producen la sensación de barriga hinchada. Además de las descritas anteriormente, también encontramos las siguientes:

  • Síndrome del intestino irritable: esta afección altera la motilidad de los intestinos, produciendo en el paciente diferentes síntomas como gases, dolor y cólicos abdominales, diarrea alternada con estreñimiento y sensación de barriga hinchada. Este último síntoma puede permanecer solo como una sensación pero también puede convertirse en un aumento real del volumen abdominal debido a los gases que se acumulan en el colon.
  • Estreñimiento: según la gravedad de esta condición y dependiendo de sus causas, puede producir una distensión abdominal más o menos importante. Puede no tener una causa definida pero puede deberse a la presencia de un tumor, divertículos, diabetes, problemas neurológicos o al uso de ciertos medicamentos.
  • Enfermedad celíaca: las personas que sufren esta enfermedad van a producir mayor cantidad de gases y tendrán la sensación de barriga hinchada si consumen gluten. Esto se debe a que esta enfermedad inmunológica provoca una reacción inflamatoria en el intestino cuando se le expone al gluten.
  • Ascitis: se refiere a la acumulación de líquido en el abdomen y, por lo general, es un síntoma de enfermedades graves del hígado, los riñones y el corazón.
  • Crecimiento de órganos internos: ciertas condiciones provocan el aumento de tamaño de algunos órganos, y, en consecuencia, esto aumenta el volumen abdominal. Tal puede ser el caso del hígado recrecido o de miomas en el útero.
  • Parásitos: la presencia de parásitos en los intestinos puede provocar cólicos, aumento de la cantidad de gases y diarrea.
Barriga hinchada: ¿gases o embarazo? - Bajo vientre hinchado: otras causas

Remedios para la tripa hinchada

Algunos consejos prácticos pueden ayudar a aliviar el bajo vientre hinchado independientemente de la causa que lo esté provocando:

  • Comer pocas cantidades en cada ocasión.
  • Comer lentamente y masticar bien para facilitar la digestión.
  • Evitar comer alimentos como granos, brócoli, coliflor y repollo.
  • Evitar las bebidas gaseosas.
  • Reducir el consumo de lácteos si es intolerante a la lactosa y evitar el consumo de gluten si se es celíaco.
  • Si se sufre del síndrome del intestino irritable es recomendable evitar el estrés, tomar mucho líquido y consumir alimentos ricos en fibra.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Barriga hinchada: ¿gases o embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

Escribir comentario sobre Barriga hinchada: ¿gases o embarazo?

¿Qué te ha parecido el artículo?

Barriga hinchada: ¿gases o embarazo?
1 de 3
Barriga hinchada: ¿gases o embarazo?

Volver arriba