Compartir

Espolón calcáneo: causas y tratamiento

Por Marta Vicente, Periodista especializada en salud y bienestar. 29 octubre 2015
Espolón calcáneo: causas y tratamiento

Un espolón calcáneo es una pequeña formación ósea que surge en el talón en consecuencia de la inflamación de las fascia plantar, que es el tejido grueso de la planta del pie. Se trata de una afección que suele provocar un dolor punzante en la zona dañada que además de resultar muy molesto, puede entorpecer la realización de las actividades y tareas cotidianas enormemente. Es por este motivo por el que es tan importante consultar con un podólogo o especialista ante los primeros síntomas, ya que será necesario seguir un procedimiento de recuperación bastante extenso en el que la constancia será fundamental. En ONsalus explicamos con detalle las causas y el tratamiento del espolón calcáneo.

También te puede interesar: Remedios caseros para el espolón calcáneo

Causas del espolón calcáneo

La formación del espolón calcáneo es, en la mayoría de casos, consecuencia directa del padecimeinto de fascitis plantar, que es la inflamación e irritación del tejido que une el talón con el inicio de los dedos y que tiene la función de soportar el arco del pie.

La inflamación de la fascia plantar ocurre debido a sobrecargas que acaban ocasionando pequeños y continuos desgarros. Cuando esta inflamación persiste y se convierte en crónica, tiene lugar el inicio de un proceso espontáneo de curación: a fin de reparar esos pequeños desgarros, el cuerpo intenta proteger la zona dañada a través de un proceso inflamatorio que, seguidamente, se va calcificando. De esta manera, aparece el espolón en la parte inferior del hueso del talón.

Hay varios factores que propician esa sobrecarga que podría acabar derivando en un espolón calcáneo, y estos son:

  • Realizar deporte con alta intensidad. Especialmente, si se realizan actividades de alto impacto que comprometen la articulación del pie como el atletismo, el balonmano, el baloncesto, el fútbol, etc.
  • Caminar mucho o estar de pie durante largos periodos de tiempo.
  • Usar un calzado inadecuado.
  • Tener pie plano.
  • Tener sobrepeso u obesidad.

Síntomas del espolón calcáneo

Cuando sucede la formación del espolón calcáneo, su principal síntoma es un dolor punzante en el talón que puede variar en intensidad. Es frecuente que las personas con esta afección sientan un mayor dolor por las mañanas nada más levantarse de la cama, ya que al permanecer tanto tiempo tumbado e inactivo, los primeros pasos pueden resultar verdaderamente muy dolorosos. Si las molestias son muy intensas, la capacidad para llevar a cabo las tareas cotidianas se puede ver limitada.

En algunos casos, la presión que ejercen los zapatos sobre esa pequeña formación ósea puede hacer que la zona se presente más enrojecida e inflamada de lo habitual.

Espolón calcáneo: causas y tratamiento - Síntomas del espolón calcáneo

Tratamiento para el espolón calcáneo

Debido al dolor y a la limitación para realizar deporte o recorrer largas distancias a pie que puede conllevar el espolón calcáneo, es fundamental acudir a un podólogo cuanto antes para iniciar el tratamiento oportuno en cada caso.

En la mayor parte de los casos, la reducción de la sobrecarga en la zona ya supone grandes mejorías y los tratamientos para el espolón calcáneo que se pueden recomendar, en función de la gravedad, son los siguientes:

  • Aplicación de pomadas compuestas por medicamentos anestésicos locales, analgésicos y antiinflamatorios. Estas ayudan a calmar los dolores y a reducir la inflamación de la zona dañada. Es importante que los fármacos utilizados estén prescritos por el médico y seguir atentamente sus indicaciones.
  • Uso de plantillas ortopédicas especiales y/o férulas nocturnas que mejorarán la pisada, protegerán la zona tanto en activo como en reposo y contribuirán a disminuir la hinchazón.
  • Terapia con ultrasonido: se lleva a cabo un tratamiento con ondas de ultrasonidos de alta energía, las cuales favorecen el crecimiento de los vasos sanguíneos, reducen la inflamación, además de ayudar a disolver las calcificaciones.
  • Aplicación de frío o calor: alternar la colocación de compresas frías y calientes es un buen tratamiento natural para aminorar las molestias y desinflamar la zona del espolón.

Aunque no es lo común, puede darse el caso de que el espolón calcáneo requiera de una intervención quirúrgica. Será una opción que el médico valorará si después de 9 o 12 meses siguiendo los tratamientos prescritos, no se presenta ninguna mejoría. Se trata de una operación a través de la cual se elimina el espolón y una sección de la fascia plantar.

Además de los tratamientos anteriores, será conveniente tener en cuenta algunas recomendaciones que permitirán mejorar la calidad de vida del paciente en el día a día y evitar que el espolón calcáneo se agrave y los dolores sean más fuertes.

Por un lado, es importante usar un calzado adecuado, el cual debe sujetar bien el pie, ser acolchado, tener una suela preferiblemente gruesa y permitir una buena movilidad. Se deben descartar aquellos zapatos demasiado apretados, con suela fina o con un tacón alto.

Por otro, se debe reducir la práctica de ejercicio físico y evitar por completo aquellas actividades de alto impacto. De hecho, durante los primeros días se recomienda guardar reposo para conseguir que la inflamación reduzca y la zona pueda empezar a mejorar con los tratamientos.

Espolón calcáneo: causas y tratamiento - Tratamiento para el espolón calcáneo

Ejercicios adecuados para el espolón calcáneo

También es posible favorecer la curación del espolón calcáneo mediante la realización de algunos ejercicios sencillos que ayudarán a mantener la buena movilidad del pie. Los más aconsejables son los siguientes:

  • Sentarse en el sofá o en una silla con la espalda recta. Luego, colocar una toalla en suelo e intentar cogerla con los dedos del pie y elevarla ligeramente.
  • Apoyarse en el borde de una mesa y colocarse flexionando una rodilla y estirando la otra. Inclinarse hacia delante como si se quisiera empujar la mesa para estirar, así, levemente la zona del talón. Mantener la posición durante 5 minutos.
  • Colocar una pelota de tenis o de goma bajo la planta del pie y empezar a hacerla rodar moviendo el pie hacia delante, hacia atrás y, luego, hacia los lados.

En el artículo Remedios caseros para el espolón calcáneo se muestran muchos más tratamientos naturales excelentes para esta condición.

Espolón calcáneo: causas y tratamiento - Ejercicios adecuados para el espolón calcáneo

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Espolón calcáneo: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Escribir comentario sobre Espolón calcáneo: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Espolón calcáneo: causas y tratamiento
1 de 4
Espolón calcáneo: causas y tratamiento

Volver arriba