Compartir

Pasos para hacer un autoexamen de piel

 
Por Melanie Re. 23 enero 2017
Pasos para hacer un autoexamen de piel

Al ser un órgano externo, la piel se encuentra expuesta a muchos factores que pueden generarle daño, además, es fácil visualizar algún cambio en ella que te podría indicar que algo no anda bien en tu organismo.

Si bien es recomendable que acudas con el médico para una revisión general de tu piel por lo menos 2 veces al año, tú mismo puedes hacerlo de forma constante, ya que es una buena forma de conocer tu cuerpo y de detectar cualquier alteración para tratarla a tiempo. Esto es muy sencillo y en este artículo de ONsalus queremos ofrecerte una guía sobre los pasos para hacer un autoexamen de piel.

También te puede interesar: Descamación de la piel: causas y tratamiento

Principales patologías de la piel

Al realizar habitualmente un autoexamen de piel podrás notar si tienes resequedad, un nuevo lunar, manchas, verrugas y otras protuberancias, llagas o alguna otra lesión cutánea, saber cuánto tarda en desaparecer y si va cambiando con el tiempo la textura, su color, forma o tamaño. Por ello hay que poner mayor atención a cualquier cambio, aunque este parezca mínimo, puesto que podría estar indicando una patología seria de la piel, entre ellas destacan:

  • Dermatitis: Existen varios tipos de dermatitis y algunos síntomas son específicos, pero en general es posible notar enrojecimiento de la piel, inflamación, ardor e hipersensibilidad en la zona afectada, protuberancias como pústulas o ampollas, resequedad y piel escamosa.
  • Cáncer de piel: Los tumores de este tipo se clasifican en melanoma y no melanoma, siendo estos últimos los más comunes y de menor gravedad. Mayormente se desarrollan en la piel expuesta al sol y la aparición de manchas, protuberancias, un bulto debajo de la piel, ulceras que no cicatrizan y principalmente cambios o molestias en lunares, ya sea en su forma, tamaño, con irritación o sangrado, podrían estar indicando esta enfermedad.
  • Psoriasis: Es una patología que se caracteriza por la presencia de manchas enrojecidas de apariencia escamosa, acompañadas con irritación, picazón y dolor. Los síntomas se intensifican con la resequedad de la piel y el estrés. Puede surgir en cualquier parte del cuerpo, pero afecta frecuentemente el cuero cabelludo, el cuello, los codos y los pies.
  • Alopecia: Es una enfermedad en la que el principal síntoma es la pérdida del cabello y dependiendo del tipo de alopecia puede haber parches sin cabello de 2 a 5 cm de diámetro en cualquier zona de la piel, también es posible que el pelo en la cabeza disminuya en la zona frontal y a los lados o que se caiga totalmente, incluso que la perdida de pelo sea en todo el cuerpo.
  • Vitíligo: Al tratarse de una de un trastorno progresivo de pigmentación en la piel, la aparición de manchas de coloración clara es la principal señal de esta patología. Estas manchas pueden ser simétricas y suelen iniciar su desarrollo alrededor de las uñas, la boca, axilas, manos, codos, rodillas, pezón y los genitales. En algunos casos podría haber picazón en la zona afectada, pero generalmente el único síntoma es la despigmentación.
Pasos para hacer un autoexamen de piel - Principales patologías de la piel

¿Cómo hago un autoexamen de piel?

Antes de iniciar a realizarte autoexámenes cutáneos, es aconsejable que primero acudas con un dermatólogo para que te haga un examen completo de piel y determine si todo es normal, incluso los lunares o marcas que ya tienes. A partir de esto podrás estar más seguro y pendiente de cualquier cambio que pudiese surgir en tu piel; por ello, lo recomendable es que te hagas autoexámenes por lo menos una vez al mes o 2 veces cada 3 meses, incrementando la frecuencia si tienes antecedentes familiares con enfermedades de la piel, como cáncer.

El autoexamen de piel lo puedes hacer en cualquier momento del día, aunque lo mejor es que lo realices después de tomar un baño, considerando que podrías tardar unos 15 minutos como máximo la primera vez y después se vuelve más rápido. Es importante que te encuentres en una habitación bien iluminada y te apoyes con un espejo de cuerpo completo, un espejo de mano, 2 sillas, una secadora y un peine. Si no sabes cómo empezar esta revisión, puedes guiarte en estos pasos para hacer un autoexamen de piel:

  1. Colócate frente a un espejo y revisa a fondo tu cara, examina cuidadosamente por detrás de las orejas, las comisuras de los labios, la nariz y los parpados. Identifica la textura de la piel en las zonas de la cara, cuenta los lunares o cualquier otra marca que tengas, el tamaño y la coloración que presentan.
  2. Divide el cuero cabelludo en varias partes y ve examinando cada una frente al espejo con ayuda de un peine o un secador si lo requieres. También puedes apoyarte en un espejo de mano para visualizar las partes traseras y la nuca, para ello podrías pedir ayuda a un familiar o amigo. Revisa que todo se encuentre normal en los lunares y asegúrate que no haya manchas, otras protuberancias o parches de alopecia.
  3. Inspecciona tus manos por ambos lados, tomando el tiempo necesario para cada una. Observa detenidamente en cada dedo y entre ellos, las uñas y alrededor de ellas e igualmente revisa el antebrazo. La presencia de manchas, protuberancias y marcas suelen afectar mayormente estas áreas, siendo necesario estar pendiente de cualquier alteración.
  4. Prosigue a examinar los codos, el brazo y las axilas ayudándote de un espejo de cuerpo completo para observar desde varios ángulos. Revisa bien entre los pliegues del codo y levanta bien el brazo para observar a más detalle las axilas. Son zonas donde las manchas aparecen fácilmente por la luz solar, que también puede alterar lunares, y la piel es muy susceptible a resecarse y tener una apariencia escamosa.
  5. Debes examinar detalladamente que no haya surgido alguna mancha, verrugas u otras protuberancias y cambios en lunares que podrían encontrarse en el cuello, pecho y torso. Las mujeres igual deben revisar por debajo de los senos y palpar alrededor para descartar cualquier bulto. Ante cualquier anormalidad consúltalo con el dermatólogo.
  6. De espaldas a un espejo de cuerpo completo y con ayuda de un espejo de mano observa a fondo la piel de los hombros, la espalda y la parte trasera del cuello. Revisa estas partes desde varios ángulos y pasa la mano para ir palpando cualquier textura y forma de lunares u otras marcas.
  7. Aún de espaldas al espejo continua revisando la piel de la espalda baja, las nalgas y la parte trasera de las piernas utilizando un espejo de mano en las áreas que se te dificulta ver. Desliza las manos por la piel para descartar bultos, granos o protuberancias extrañas, también debes separar las nalgas para examinar el área entre estas y alrededor del ano.
  8. Por último, tienes que examinar los genitales, las piernas y los pies. Coloca 2 sillas juntas, siéntate en una y en la otra sube las piernas separándolas un poco para poder revisar el área genital apoyándote con un espejo mientras con la mano vas separando los pliegues, palpando la textura y descartar cualquier anormalidad. Continua por el muslo, la rodilla hasta los tobillos, entre los dedos de los pies, las uñas y alrededor de estas, las plantas y los talones de los pies. Si observas manchas, llagas, piel escamosa o lunares que han cambiado su tamaño o color, debes informárselo al especialista.
Pasos para hacer un autoexamen de piel - ¿Cómo hago un autoexamen de piel?

Algunos consejos para el cuidado de la piel

Si bien en las patologías cutáneas suelen intervenir varios factores y en algunos casos las causas son inevitables, tomar algunos cuidados básicos para la piel te ayuda a mantenerla en buen estado de salud y a prevenir ciertas afecciones. Algunas recomendaciones que puedes tomar en cuenta son:

  • Mantente bien hidratado, debes tomar los suficientes líquidos que cubran tus necesidades de acuerdo a las actividades que realices.
  • Sigue una dieta equilibrada, muchos de los alimentos que se ingieren contienen nutrientes que favorecen el bienestar de la piel y el sistema inmunológico.
  • Evita exponerte a la luz solar, si tienes que salir puedes optar por hacerlo en las mañanas o al atardecer. ¿Conoces estos remedios caseros para protegerte la piel del Sol.
  • Protégete de los rayos ultravioletas, para ello utiliza ropa de fibras sintéticas o semisintéticas y protector solar de amplio espectro, incluso en días nublados.
  • Utiliza productos adecuados a tu tipo de piel, ya sea maquillaje, cremas, shampoo, métodos de depilación, etc.
  • Toma algunos minutos para relajarte, puesto que el estrés suele ser un desencadenante de varias patologías incluyendo las cutáneas.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Pasos para hacer un autoexamen de piel, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Escribir comentario sobre Pasos para hacer un autoexamen de piel

¿Qué te ha parecido el artículo?

Pasos para hacer un autoexamen de piel
1 de 3
Pasos para hacer un autoexamen de piel

Volver arriba