Compartir

Raquitismo infantil: síntomas, causas y consecuencias

Raquitismo infantil: síntomas, causas y consecuencias

Se conoce como raquitismo a una alteración producida, principalmente, por un déficit vitamínico, en especial por falta de vitamina D, calcio o fósforo. Si bien esta es la causa más común de la patología, puede haber casos en los que se dé por un carácter hereditario.

Dicho trastorno genera como consecuencia general el reblandecimiento y debilitamiento óseo del cuerpo. Esto se debe a que la vitamina D ayuda considerablemente al cuerpo a absorber el calcio y el fósforo de todos los alimentos que se consumen. Cuando un bebé o un niño no adquieren la vitamina D suficiente, los huesos no reciben los nutrientes que necesitan para el crecimiento y la formación adecuada.

Si piensas que tu hijo puede tener este déficit, es importante que consultes con un médico. Si quieres saber más sobre esta patología, en ONsalus te invitamos a leer el siguiente artículo sobre raquitismo infantil: síntomas, causas y consecuencias.

También te puede interesar: Fractura de coxis: secuelas y consecuencias

Síntomas de raquitismo en la infancia

Entre los síntomas más comunes del raquitismo infantil se destaca:

  • Dolor en los huesos
  • Sensibilidad en las extremidades del cuerpo, la columna vertebral y la pelvis.
  • Disminución del tono muscular, lo que provoca debilidad y pérdida de fuerza en todos los músculos.
  • También pueden observarse deformidades dentales, pudiendo incluir la formación dental retardada, defectos en la estructura de los dientes, agujeros en el esmalte de los mismos y un aumento considerable de caries.
  • Asimismo, los infantes con raquitismo tienen un crecimiento deficiente
  • Son propensos a sufrir fracturas óseas
  • Padecen constantes calambres musculares
  • Su estatura suele ser baja, ya que los adultos con este trastorno, generalmente, no superan los 1.52 metros de altura.
  • Las deformidades esqueléticas también son un síntoma característico del raquitismo, por ejemplo, el cráneo puede tener una forma irregular, las piernas arqueadas, el esternón se encuentra hacia adelante y puede haber otras deformidades en las zonas pélvicas y la columna vertebral.
Raquitismo infantil: síntomas, causas y consecuencias - Síntomas de raquitismo en la infancia

Causas del raquitismo en niños

El déficit de vitamina D es la causa más frecuente de raquitismo infantil. Esto se debe a que esta vitamina ayuda al organismo a controlar de manera apropiada los niveles de calcio y fósforo existentes en el mismo. Si los niveles en sangre de estos minerales son muy bajos, es posible que el cuerpo provoque hormonas que generen la liberación de calcio y fósforo de los huesos, haciendo que los mismos sean muy blandos y débiles.

La vitamina D es absorbida de los alimentos, por este motivo, los bebés que son alimentados solamente con leche materna son propensos a desarrollar un déficit de este nutriente y sufrir de raquitismo infantil. Esto es por causa de que la leche de la madre no suministra la cantidad necesaria de este tipo de vitamina, lo que puede ser un problema más grave para los niños en invierno ya que, con la exposición directa, moderada y cuidadosa al sol la piel puede producir parte del requerimiento de la vitamina D, sin embargo, durante esta época del año, el Sol muy débil y se reduce la cantidad que la piel puede generar por estimulo de la luz solar.

Por otra parte, los genes del niño también pueden ser causa del raquitismo infantil. Esta patología, cuando es hereditaria, sucede porque los riñones no son capaces de retener el fosfato. Asimismo, aunque de forma ocasional, el raquitismo en los más pequeños puede hacerse presente en aquellos que tengan algún tipo de trastorno hepático, lo que hace que no puedan convertir la vitamina D a su forma activa.

Raquitismo infantil: síntomas, causas y consecuencias - Causas del raquitismo en niños

Consecuencias por el raquitismo infantil

Entre las consecuencias más comunes del déficit de vitamina D se encuentran:

  • Dolor crónico en los músculos
  • Fatiga crónica
  • Aparición de cálculos o piedras en los riñones
  • Depresión
  • Hipertensión provocada por la malabsorción de los minerales esenciales como el calcio y el fósforo.

Por otro lado, el raquitismo infantil tiene como consecuencia principal la fragilidad corporal, principalmente en los huesos, por lo que los niños que la sufran, además de ser más propensos a sufrir rupturas en los mismos, tienen un gran problema a la hora de soldar los huesos cuando se quiebran o fracturan.

La osteomalacia también es una consecuencia del raquitismo, ya que se trata del reblandecimiento de los huesos a causa de que estos se encuentran desmineralizados por el déficit de la vitamina D.

Tratamiento para el raquitismo en niños

El objetivo principal del tratamiento del raquitismo infantil es aliviar los síntomas al mismo tiempo que se intenta corregir la causa de la afección. Es por esto que el proceso estará enfocado en la causa subyacente de esta patología para evitar que vuelva a aparecer con el tiempo.

Reponer los nutrientes que faltan como el calcio, el fósforo y la vitamina D ayuda a eliminar la gran mayoría de los síntomas que provoca el raquitismo. Por ello, es importante consultar con un especialista para que controle al infante y pueda otorgarle el tratamiento más indicado para el mismo. El pediatra podrá recomendar el suministro de leche procesada y la exposición moderada a la luz solar; sin embargo, también puede ofrecerle otras fuentes de vitaminas como el pescado o el hígado dependiendo de la edad del niño.

En el siguiente artículo de ONsalus encontrarás los alimentos ricos en vitamina D, de forma que puedas suministrar mediante la alimentación, los componentes que provocan el raquitismo.

Raquitismo infantil: síntomas, causas y consecuencias - Tratamiento para el raquitismo en niños

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Raquitismo infantil: síntomas, causas y consecuencias, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Escribir comentario sobre Raquitismo infantil: síntomas, causas y consecuencias

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
carina
hola soy una persona depresiva y quisiera saber si esto podria haber sido causa de un raquitismo que tuve cuando si bebe a causa de la mala alimentacion de mi madre durante el enbarazo?

Melanie Re
Hola Carina, pueden existir numerosas causas a tu trastorno. Te aconsejamos que busques ayuda profesional de diversos tipos para salir adelante. Saludos!

Raquitismo infantil: síntomas, causas y consecuencias
1 de 4
Raquitismo infantil: síntomas, causas y consecuencias

Volver arriba