Compartir

Rotavirus: síntomas, tratamiento y contagio

Por Melanie Re. Actualizado: 16 marzo 2018
Rotavirus: síntomas, tratamiento y contagio

Se llama rotavirus a un virus que provoca gastroenteritis, es decir, una inflamación en la membrana interna del intestino, aunque también puede ser causada por parásitos o bacterias. Esta infección por rotavirus suele ser más común durante el invierno y la primavera y es muy fácil de contagiar, principalmente en los niños, aunque lo puede adquirir cualquier persona sin importar la edad.

Al tratarse de un virus tan común, el sistema inmunitario se refuerza con el mismo, por lo que los síntomas se van haciendo cada vez más leves. Es por este motivo que contagiarse del rotavirus es mucho menos frecuente en las personas adultas que en los niños. Si bien se trata de un virus común y fácil de curar, aun sigue siendo una causa de muerte durante los primeros años de vida del infante.

Si piensas que tú o tu hijo están infectados por este trastorno, es indispensable que consultes con tu médico de cabecera. Si no conoces mucho del tema en ONsalus queremos ofrecerte toda la información sobre el rotavirus: síntomas, tratamiento y contagio.

También te puede interesar: Gastroenteritis: síntomas y tratamiento

Principales síntomas del rotavirus

La sintomatología que aparece cuando una persona se encuentra infectada por rotavirus dependerá de la gravedad de la situación; sin embargo, los síntomas generales son:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Dolor abdominal
  • Fiebre

Si la fiebre es alta, y los vómitos y las excreciones abundantes, debes realizar una consulta médica con urgencia.

Los síntomas de la gastroenteritis causada por el rotavirus aparecen 2 días después de que la persona haya sido infectada por el mismo. Ese tiempo se le denomina periodo de incubación y es el momento idóneo en el que se producen más contagios, ya que al no existir síntomas no se es consciente de que está infectado y no se presta el cuidado necesario.

Si te encuentras atravesando esta enfermedad, es importante intentar bajar la fiebre lo antes posible y beber mucho líquido para no caer en una deshidratación. La sintomatología que presenta incluye una disminución de la orina, sequedad en la boca, en la garganta y mareos al estar parados. Si sufres una deshidratación grave es posible que presentes desmayos y shocks, por lo que es muy importante que te mantengas correctamente hidratado si estás atravesando una gastroenteritis.

Rotavirus: síntomas, tratamiento y contagio - Principales síntomas del rotavirus

Tratamiento de la gastroenteritis

Es totalmente indispensable que el tratamiento se encuentre controlado por un especialista, ya que el rotavirus no puede ser eliminado con antibióticos, puesto que los mismos sirven solamente para tratar enfermedades producidas por bacterias y no por virus.

Como no existe un medicamento antiviral que ayude a matar al rotavirus y curar la gastroenteritis, el tratamiento que te indique el médico estará limitado a calmar los síntomas y prevenir la deshidratación, la cual suele ser muy normal con esta patología, principalmente en los niños pequeños, ya que esto puede llegar a ser mortal para ellos.

Para mantenerte hidratado suele ser suficiente con el consumo oral; sin embargo, en casos graves es necesaria la administración de líquidos por vía intravenosa para no llegar a situaciones críticas. Este es el tratamiento principal ya que las infecciones por rotavirus, generalmente, no presentan otras complicaciones y, si se mantiene bien controlado en los niños, el pronóstico suele ser favorable.

Rotavirus: síntomas, tratamiento y contagio - Tratamiento de la gastroenteritis

Contagio de infección por rotavirus

La infección por rotavirus es muy fácil de contagiar de una persona a otra, por lo que hay que tener extremo cuidado, principalmente, en los bebés y niños pequeños. Esto se debe a que la transmisión principal es por vía fecal-oral, ya sea por contaminación directa o al utilizar agua contaminada por las heces fecales; también puede suceder a través de las manos cuando se ha estornudado sobre ellas, por ejemplo, o estar en contacto con superficies u objetos sucios e, incluso, a través del sistema respiratorio.

Puede encontrarse 10 billones de partículas infecciosas por gramo de excremento de las personas con esta patología, lo que resulta altamente contagioso, ya que sólo se necesita menos de 100 de estas partículas para que una persona se infecte del mismo.

Es por lo anterior que es indispensable que mantengas una buena higiene cuando tú o un familiar se encuentre infectado por rotavirus, de esta forma se puede evitar en gran medida que alguien más se contagie.

¿Cómo prevenir un contagio de rotavirus?

Para evitar contagiarse de una infección por rotavirus es importante un extremo cuidado e higiene, por ejemplo, lavarse las manos con agua y jabón antes de comer y después de ir al baño, limpiar correctamente los utensilios y desinfectar y cocinar bien los alimentos.

Además, es indispensable que consumas agua segura, es decir, agua totalmente potable y en caso contrario, debes hervir o potabilizar con dos gotas de lavandina por cada litro de agua antes de consumirla.

Por otra parte, mantener la lactancia materna durante el primer año de vida disminuye considerablemente el riesgo de contagio de rotavirus; sin embargo, es importante que se coloquen las vacunas para prevenirla en el momento que el pediatra lo autorice.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Rotavirus: síntomas, tratamiento y contagio, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

Escribir comentario sobre Rotavirus: síntomas, tratamiento y contagio

¿Qué te ha parecido el artículo?

Rotavirus: síntomas, tratamiento y contagio
1 de 3
Rotavirus: síntomas, tratamiento y contagio

Volver arriba