Compartir

Enteroscopia: qué es y cómo prepararse

Por Pablo Roca. 25 febrero 2016
Enteroscopia: qué es y cómo prepararse

La enteroscopia es un procedimiento mediante el cual se examina el interior del intestino delgado a través de un endoscopio conocido como enteroscopio. Este instrumento es capaz de proporcionar información del intestino delgado y ha evolucionado con el tiempo, presentando algunas mejoras que explicaremos a continuación. La realización de este examen médico puede perseguir distintos objetivos, como extraer una muestra del tejido o visualizar la presencia de estructuras anormales en la pared del intestino, permitiendo realizar un diagnóstico. En este artículo de ONsalus te explicamos qué es una enteroscopia y cómo prepararse.

También te puede interesar: Espirometría: qué es y cómo prepararse

Qué es una enteroscopia

Actualmente hay disponibles diferentes tipos de enteroscopia que permiten examinar el interior del intestino delgado. La más moderna es conocida como enteroscopia de doble balón. Se trata de un nuevo endoscopio que ha supuesto la posibilidad de diagnosticar afecciones que hasta entonces solo eran detectables mediante cirugía. Este endoscopio avanza por el intestino delgado hinchando y deshinchando los dos balones que tiene incorporados, brindando una mayor eficacia en el diagnóstico de algunas dolencias.

Otra de las formas de examinar el intestino delgado es la cápsula endoscópica. Se trata de un pequeño dispositivo que se ingiere, captando imágenes del tubo digestivo durante todo su recorrido. Es muy utilizado para estudiar las patologías del intestino delgado.

Para qué sirve una enteroscopia

La enteroscopia de doble balón puede se utilizada como complemento de la cápsula endoscópica, aunque también se utiliza como alternativa a esta. La enteroscopia de doble balón permite diagnosticar enfermedades del intestino delgado difíciles de detectar antes de su existencia. Esta prueba suele llevarse a cabo para identificar

  • Posibles tumores en el intestino delgado.
  • Estudiar la diarrea crónica.
  • Hemorragia digestiva inexplicable.
  • Resultados anormales en las radiografías.
  • Sospecha de enfermedades inflamatorias, como la enfermedad de Crohn.
  • Detectar pólipos.
Enteroscopia: qué es y cómo prepararse - Para qué sirve una enteroscopia

Cómo prepararse para una enteroscopia

La preparación para una enteroscopia dependerá de si la prueba se realiza a través de la cavidad oral o por vía rectal, aunque no requiere de grandes complicaciones.

Enteroscopia vía oral

En el caso de que la enteroscopia se realice vía oral, tan solo se debe permanecer en ayunas durante ocho horas entes de la intervención. No obstante, debemos prestar atención de cualquier indicación por parte del especialista.

Enteroscopia vía rectal

En este caso, se debe llevar a cabo una dieta además de ingerir una preparación para eliminar las heces con el fin de que el enteroscopio pueda alcanzar correctamente el intestino delgado. El especialista indicará si es necesario eliminar alguna medicación antes de la realizar la prueba. Por ello, es importante informar acerca de los medicamentos que se están tomando, reacciones alérgicas, u otra información médica de interés.

Enteroscopia: qué es y cómo prepararse - Cómo prepararse para una enteroscopia

Preguntas frecuentes

¿Cuánto dura la enteroscopia?

La enteroscopia supone examinar todo el intestino delgado, por lo que puede requerir de hasta dos horas, en función de la parte del intestino que quiera examinarse.

¿Supone alguna molestia?

Debido a su duración, la enteroscopia se lleva a cabo mediante sedación, con el fin de que no resulte incómodo para el paciente. Cuando la prueba se realiza vía oral, se suele intubar al paciente para posibilitar la respiración. Es probable que tras la intervención, el paciente sienta alguna molestia derivada del aire acumulado en el tubo digestivo, pero desaparece en unas horas.

¿Implica alguna complicación?

A pesar de que la enteroscopia no suele tener complicaciones, es probable que tengan lugar algunas de estas condiciones:

  • Sangrado excesivo en el caso de que se extraiga una muestra.
  • Perforación en el intestino.
  • Posibilidad de infección donde se practica la extracción de tejido en el caso de la biopsia.
  • Vómitos.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Enteroscopia: qué es y cómo prepararse, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Escribir comentario sobre Enteroscopia: qué es y cómo prepararse

¿Qué te ha parecido el artículo?

Enteroscopia: qué es y cómo prepararse
1 de 3
Enteroscopia: qué es y cómo prepararse

Volver arriba