Compartir

Ovulación dolorosa: causas

Por Melanie Re. 27 febrero 2017
Ovulación dolorosa: causas

Las molestias en la zona del vientre durante la menstruación es una condición habitual en muchas mujeres, pero en ocasiones esta dolencia se presenta semanas antes del periodo y suele estar relacionado con el proceso de ovulación, es decir, con la maduración y expulsión del óvulo desde el ovario. Dolor pélvico intermenstrual es como se le nombra a estas molestias y aproximadamente 1 de cada 5 mujeres sufren de ovulación dolorosa.

Debido a que la liberación del óvulo se alterna entre los ovarios, el malestar se puede sentir de un lado del bajo vientre en un ciclo menstrual y en el otro lado al siguiente ciclo. Los síntomas de molestias en la ovulación incluyen dolor de variable intensidad y duración, algunas lo sienten como pinchazos o calambres, además podría haber inflamación o hinchazón en el área y sangrado vaginal ligero.

Frecuentemente, los dolores durante la ovulación es algo común y nada grave, cuyas molestias llegan a desaparecer entre las 24 y 48 horas. Sin embargo, es posible que en algunos casos se presente como un síntoma de ciertas patologías y si no son tratadas se repetirá en cada ciclo. Por este motivo, si deseas saber más sobre las causas de la ovulación dolorosa, en ONsalus queremos informarte del tema.

Crecimiento del folículo ovárico

Para que en el ciclo menstrual la ovulación se lleve a cabo, primero ocurre una fase en la cual se selecciona de entre todos los folículos el que tenga el mayor tamaño y segrega una sustancia que inhibe a los demás folículos para que desaparezcan. Después, para el buen desarrollo del óvulo, el folículo empieza una serie de cambios conforme sigue creciendo hasta el momento de ovular, alcanzando un diámetro aproximado de entre 20 a 24 mm.

Si bien es una condición normal, algunas veces el folículo al ir creciendo o al crecer demasiado provoca que la membrana del ovario se extienda bruscamente más allá de su capacidad, siendo una de las causas de que se produzca dolor en el bajo vientre a mitad del ciclo menstrual.

Segregación de líquido del folículo ovárico

Si sufres de ovulación dolorosa, probablemente se deba a que el óvulo ha sido expulsado del folículo para llegar a las trompas de Falopio, que al romperse también se libera una pequeña cantidad de líquido y sangre que contenía.

En general, estas sustancias son absorbidas nuevamente, pero en ocasiones antes de que esto ocurra pueden llegar a provocar irritación en el tejido cercano. Por lo que se genera dolor o molestias en la zona abdominal, siendo la causa más frecuente de esta condición.

Ovulación dolorosa: causas - Segregación de líquido del folículo ovárico

Enfermedad pélvica inflamatoria (EPI)

La enfermedad pélvica inflamatoria o EPI puede ser una causa del dolor durante la ovulación. Principalmente, es una complicación de alguna enfermedad de transmisión sexual, aunque también puede producirse al colocar el dispositivo intrauterino o DIU o por procedimientos de exploración del útero, como la histeroscopia.

Ocurre cuando agentes infecciosos, especialmente la bacteria clamidia, aumentan su población y se van extendiendo desde la vagina, el útero hasta llegar a los ovarios, incluso podrían afectar la membrana que cubre la cavidad abdominal. Estos microorganismos causan inflamación, dolor y daños en los tejidos, que entre sus varios síntomas, incrementa la intensidad de las molestias al momento de ovular.

Puedes informarte con detalle sobre esta condición consultando el artículo Enfermedad inflamatoria pélvica: síntomas, causas y tratamiento.

Quistes de ovario

El quiste de ovario es un saco que contiene líquido y frecuentemente es a causa de una alteración hormonal. Existen varios tipos de quistes de ovario, el más común es del tipo folicular y ocurre cuando al momento de la ovulación, el folículo que contiene el óvulo no se rompe, por lo que sigue creciendo y acumulando líquidos dentro de él. Los quistes también pueden surgir durante la absorción del folículo roto, que se vuelve a cerrar y a almacenar los fluidos, incrementando su tamaño.

Mayormente, los quistes de ovario no muestran síntomas y suelen desaparecer por sí solos en un par de meses; sin embargo, pueden llegar a romperse durante la ovulación, causando dolor de variable intensidad en la zona del vientre y en pocos casos está acompañado por sangrado.

Ovulación dolorosa: causas - Quistes de ovario

Endometriosis

Otra de las causas de la ovulación dolorosa es la endometriosis, la cual consiste en que las células endometriales del útero crecen en otras partes fuera de este, entre ellos los ovarios. Se desconoce la causa y no existe un tratamiento para curarlo, solo para disminuir los síntomas.

Aunque esta enfermedad se caracteriza por el fuerte dolor durante la menstruación, también es posible que dichas molestias abdominales inicien desde que se va a ovular. Esto se debe a que las células conservan su función en el ciclo menstrual, por lo que empiezan a engrosarse al momento de la ovulación como el endometrio en el útero para desprenderse después, provocando dolor o hasta calambres en la zona. Además, este engrosamiento junto con el crecimiento del folículo ovárico, pueden estirar la membrana del ovario, favoreciendo mayor dolencia.

Consejos para aliviar la ovulación dolorosa

La mayoría de los dolores relacionados con la ovulación no representan una situación grave y tienen a desaparecer pronto; sin embargo, cuando estos son muy agudos, se prolongan más de 2 o 3 días o presentas síntomas adversos, entre ellos fiebre, vómito excesivo, inflamación en la zona del abdomen, sangrado vaginal abundante o dolor al orinar, es necesario que acudas al médico para que determine la causa y te otorgue el tratamiento indicado.

Por otra parte, si bien es una condición que no puede prevenirse, podrías reducir la ingesta de sal, cafeína y azúcar a mediados del ciclo menstrual para minimizarlo; además, existen algunos remedios caseros para la ovulación dolorosa que pueden ayudarte a reducir las molestias y que también podrías usarlos como acompañamiento de un tratamiento específico, principalmente:

  • Descansa lo más posible, cuando el dolor aparece repentinamente lo mejor es sentarse un momento hasta que pase completamente.
  • Mantente bien hidratada, sobre todo con agua tibia para mejorar el flujo sanguíneo y relajar los músculos abdominales.
  • Toma una ducha con agua tibia, ya que estimula una mayor circulación sanguínea, aliviando los cólicos.
  • Aplica paños o bolsas con agua caliente en la zona abdominal, beneficioso para relajar los músculos y disminuir el dolor.
  • Realiza masajes en la zona afectada por unos minutos, con los dedos unidos muévelos por todo el área presionando un poco, dependiendo del grado del dolor.
  • Toma analgésicos, de preferencia solo cuando el dolor llega a ser muy fuerte que impide realizar las actividades cotidianas.
  • Ingiere infusiones con propiedades calmantes, como el té de manzanilla, el rojo o el de jengibre.
Ovulación dolorosa: causas - Consejos para aliviar la ovulación dolorosa

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ovulación dolorosa: causas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Escribir comentario sobre Ovulación dolorosa: causas

¿Qué te ha parecido el artículo?

Ovulación dolorosa: causas
1 de 4
Ovulación dolorosa: causas

Volver arriba