Compartir

Pericoronaritis: causas y tratamiento

Por Melanie Re. 15 febrero 2016
Pericoronaritis: causas y tratamiento

Se le conoce como pericoronaritis a la inflamación del tejido que recubre la corona o la parte que sobresale del diente y puede ser provocado por la mala posición de un diente con erupción incompleta, frecuentemente los terceros molares, o por el incremento de la flora bacterial. Mayormente, esta inflamación se observa en adolescentes o en jóvenes adultos, sin distinción de sexo.

La sintomatología de la pericoronaritis dependerá de que tan avanzada está la inflamación, los principales síntomas que surgen por este padecimiento son dolores agudos al masticar o dificultad para abrir la boca, el tejido blando que recubre parte del diente está enrojecido y con posible sangrado, puede haber dolor en el oído y las amígdalas.

Conforme avance la pericoronaritis más agudos serán los síntomas y el tratamiento será más exhaustivo, por lo que es necesario que se acuda con el médico ante la primera molestia, de lo contrario, puede llevar a mayores complicaciones, como infecciones en las que se ve comprometido el tejido óseo, la mucosa y otros tejidos blandos. Por ello, en este artículo de ONsalus te informamos todo lo que necesitas saber sobre las causas y tratamiento de la periocoronaritis.

También te puede interesar: Absceso dental: síntomas y tratamiento

Causas de la pericoronaritis

La principal causa de la pericoronaritis es la proliferación bacteriana en la región pericoronal, es decir, en el tejido que recubre la corona del molar. Otras causas son las siguientes:

  • La acumulación de restos de comida.
  • La humedad que se genera.
  • La oscuridad, que lo hace un medio idóneo para su desarrollo.
  • Otra razón por la cual puede producirse una pericoronaritis es por operculitis, esto ocurre cuando el diente, generalmente el tercer molar o muela del juicio, no sale completamente y provoca una inflamación en el tejido blando que cubre la superficie oclusal o superior del molar.
  • Cuando el tercer molar en el proceso de erupción, tiene una inclinación horizontal puede verse afectado el tejido periodontal del segundo molar, al inflamarse deja un espacio o bolsa en el que se puede acumular restos de alimentos y favorecer aun más la pericoronaritis.

Por otro lado, se ha observado que ciertas condiciones volubles incrementan la probabilidad de padecer esta inflamación del tejido periodontal, por ejemplo, en pacientes con infecciones respiratorias altas, embarazo o estrés emocional, entre otras.

Pericoronaritis: causas y tratamiento - Causas de la pericoronaritis

Síntomas de la pericoronaritis

La pericoronaritis se caracteriza por los siguientes síntomas:

  • Inflamación de la encía por la acumulación de líquido.
  • Dolor agudo.
  • Fiebre.
  • Mala aliento, por la acumulación de pus.
  • Mal sabor de boca.
  • Dificultad para masticar y tragar.
  • Inflamación de los ganglios del cuello.
Pericoronaritis: causas y tratamiento - Síntomas de la pericoronaritis

Tratamiento para la pericoronaritis

El progreso de la pericoronaritis puede ser variable, evolucionando a un grado más grave o prolongarse el estado leve. En ocasiones cuando está iniciando esta afección puede desaparecer con una buena higiene bucal y complementando con un enjuague a base de agua tibia con sal.

No obstante, es importante que un odontólogo revise la condición de la pericoronaritis, es el único que podrá recetarte un tratamiento para combatirla y entre más pronto se busque ayuda, menor será el tiempo de recuperación y menos angustiante para el paciente.

Para empezar a tratar la afección, el médico puede realizar una limpieza y drenaje bucal con suero o una sustancia desinfectante, dándote instrucciones para el seguimiento de esta limpieza en casa.

Cuando la infección es más aguda o se ha expandido a otras zonas, se puede contrarrestar con antibióticos, antiinflamatorios y analgésicos, comúnmente aquellos con penicilina o ibuprofeno, pero será el médico el que indicará la dosis adecuada.

Por otro lado, en casos graves de pericoronaritis, cuando el dolor, la inflamación y otros síntomas han empeorado se trata con cirugía, generalmente se ve mejoría al retirar el tejido que recubre parte de la corona del molar, que suele estar dañado e infectado, sobre todo si los dientes contrarios chocan constantemente con este tejido, incrementando la inflamación.

Si la pericoronaritis persiste, posiblemente porque el diente no puede completar su erupción por mala posición o por falta de espacio, es recomendable extraerlo, ya que la infección puede resurgir hasta que el molar esté completamente liberado. Sin embargo, para poder retirar el diente es necesario que se combata el proceso inflamatorio agudo, de lo contrario, incrementa la probabilidad de presentar complicaciones postoperatorias.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Pericoronaritis: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Dientes y boca.

Escribir comentario sobre Pericoronaritis: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Pericoronaritis: causas y tratamiento
1 de 3
Pericoronaritis: causas y tratamiento

Volver arriba