Compartir

Por qué tengo tantas ganas de llorar en el embarazo

 
Por Alba San Hipólito Bermejo. Actualizado: 11 junio 2020
Por qué tengo tantas ganas de llorar en el embarazo

El embarazo es, en nuestro cuerpo, un festival de hormonas. Hay un desequilibro tan grande que los sentimientos y emociones están a flor de piel y es normal que te sientas algo confusa o anímicamente mal. Pero, ¿por qué tengo tantas ganas de llorar en el embarazo? Además de la revolución de hormonas hay muchas mujeres que no ven el embarazo como algo maravilloso y sienten depresión. No porque no lo quieran, simplemente es un estado que se da en algunas madres, al igual que la depresión postparto.

No significa que si lloras de continuo padezcas esta enfermedad mental, con todo el vaivén de hormonas es normal tener ganas de llorar o incluso cambiar radicalmente de sentimientos a lo largo del día. Incluso te entristecerán cosas absurdas o que antes no te afectaban. En este artículo de ONsalus te damos algunas respuestas al por qué tengo tantas ganas de llorar en el embarazo y cómo sobrellevarlo.

Ganas de llorar: síntoma de embarazo

Llorar está considerado como síntoma del embarazo. De hecho incluso antes de saber que están embarazadas muchas mujeres ya sufren cambios previos y sienten ganas de llorar sin motivo aparente.

Durante las primeras semanas los cambios son más notorios ya que el cuerpo se prepara para la gestación. Pero a esto hay que sumarle, además, la emoción de recibir la nueva noticia. Es normal sentir miedo, alegría, emoción, impaciencia…y muchos sentimientos contradictorios a la vez.

En el segundo trimestre las emociones se equilibran y no son tan extremas ya que el cuerpo se ha ido acostumbrando a los cambios en las hormonas. Por lo tanto es probable que tus emociones se estabilicen y no tengas tantas ganas de llorar. Aunque las hormonas siguen teniendo unos niveles descontrolados para lo que es normal, por lo que no te asustes si sigues teniendo cambios emocionales.

En el tercer trimestre es habitual que las sensaciones vuelvan a aflorar por la inminente llegada del bebé y el momento cercano al parto. Si de normal las emociones fluyen sin control durante el embarazo es mucho más difícil controlaras. Por eso, no significa que llores por todo, sino que, simplemente, es más difícil de aguantar.

También es normal sentir pánico o cierto miedo por la hora del parto. Además es normal estar preocupada porque todo salga bien. Esto también puede influir en tu estado de ánimo.

Por qué tengo tantas ganas de llorar en el embarazo - Ganas de llorar: síntoma de embarazo

Estoy embarazada y lloro con todo: qué puedo hacer

Si te preguntas si estos cambios repentinos de humor o las ganas de llorar pueden ser controlados la respuesta es negativa. Los cambios hormonales no se pueden evitar ni hay ningún tratamiento para ello ya que son necesarios para la gestación. Y no se puede evitar tener sentimientos encontrados.

Pero sí que puedes seguir algunos consejos para que estos cambios y las ganas de llorar no te afecten tanto o puedas sobrellevarlos de la mejor manera posible.

Para empezar acepta los cambios de humor y tómatelos como algo normal. No te vengas abajo porque un día estés mal y al otro bien. Piensa que es algo muy común, que le pasa a todas las embarazadas, y que tiene que ser así. Además sabes que no durará para siempre, también hay días buenos. No te exijas demasiado.

Cuando se acerque el momento tómatelo con calma. Tienes nueves meses para preparar la llegada del bebé, así que no te estreses y no dejes que la situación te agobie. Si falta algo antes de parir no te preocupes, siempre se puede solucionar. No obstante, como hemos dicho hay nueve meses.

Para no agobiarte empieza adquiriendo las cosas más genéricas: la cuna, el cambiador, es decir, los muebles. La ropa, los pañales, las cremas…son cosas que se pueden comprar en el último momento. Incluso hay mamás que tienen que dar a luz antes de tiempo, como los sietemesinos, y aún así salen del paso. Siempre habrá alguien que pueda ir a comprar las cosas necesarias aunque tú estés en el hospital. No te agobies. Además lo importante en este momento eres tú, así que relájate.

Además es importante que descanses y duermas lo que puedas. Si tienes que trabajar intenta dormir bien o acostarte pronto. El reposo y el descanso son fundamentales. Poniéndote nerviosa no ayudarás nada al bebé.

Haz cosas que te gusten y te hagan sentir bien: ver la tv, leer un libro, andar, conducir… Todas esas cosas o hobbies que te gustan ayudarán a que tu estado de ánimo mejore.

Por último es muy importante apoyarte en tu pareja. Comparte con él o ella tus sentimientos y emociones. Desahogarte no solo te ayudará a soltar tus emociones sino también a compartirlo con tu pareja y escuchar a otra persona puede darte otros puntos de vista o tranquilizarte en ciertos aspectos.

Depresión en el embarazo

Aunque no lo creas hay algunas mujeres que sufren depresión durante el embarazo. Es más conocida la depresión postparto, pero durante también puede aparecer. De hecho, la mitad de las mujeres con depresión en el embarazo es probable que sufran depresión postparto también.

Los síntomas que determinan una depresión en el embarazo incluyen:

  • Tristeza constante
  • Cambios de humor repentinos
  • Falta de concentración
  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Dificultad de conciliar el sueño e insomnio
  • Cansancio extremo
  • Aumento del apetito o, por el contrario, pérdida total.

Hay varias causas que pueden provocar una depresión durante el embarazo como por ejemplo:

  • Las hormonas: los grandes cambios hormonales afectan de diferente forma a unas mujeres y a otras y, en algunos casos, pueden llegar a afectar a los niveles de los neurotransmisores, que son químicos del cerebro que regulan nuestro humor.
  • Antecedentes: puede darse el caso de que ya hayas padecido depresión. En este caso es posible que puedas padecerla también durante el embarazo.
  • Problemas de pareja: muchas veces los problemas con la pareja afectan tanto a nuestro estado de humor que podemos llegar a sentir depresión. Sobre todo en este momento de concepción de un hijo. Por eso es importante comunicarse con la pareja y mostrar los sentimientos.
  • Embarazo complicado o de riesgo: en muchas ocasiones un embarazo de riesgo o con complicaciones puede dar lugar a una depresión. Una mala noticia como alguna complicación o un riesgo de interrupción pueden hacer que la madre se venga abajo o entre en un estado de depresión. Es importante acudir a un especialista cuando esto ocurra. También es muy común que se dé cuando ya se ha sufrido algún tipo de aborto anteriormente o se hayan tenido otros embarazos complicados.
  • Los tratamientos de fertilidad: también pueden dar lugar a estrés pensando en que se podría llegar a perder al bebé después de tanto esfuerzo y tratamiento.

Lo importante es siempre mantener la calma ante situaciones estresantes y si fuese necesario hablar con un especialista y acudir a algunas sesiones para tratar la depresión.

Por qué tengo tantas ganas de llorar en el embarazo - Depresión en el embarazo

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué tengo tantas ganas de llorar en el embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Escribir comentario sobre Por qué tengo tantas ganas de llorar en el embarazo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué tengo tantas ganas de llorar en el embarazo
1 de 3
Por qué tengo tantas ganas de llorar en el embarazo

Volver arriba