Compartir

¿Puedo tomar aspirina si estoy embarazada?

 
Por Melanie Re. 25 junio 2018
¿Puedo tomar aspirina si estoy embarazada?

El medicamento conocido como aspirina que está preparado a base de ácido acetilsalicílico es muy popular entre la población por sus efectos analgésico, antiinflamatorio, anticoagulante y antipirético. Además, por su rápida y efectiva acción sobre las afecciones, lo convierten en la primera opción de numerosas personas, por lo que es normal que forme parte del botiquín que se tiene en casa, escuelas y centros de trabajo.

Durante el embarazo, es común que por la serie de cambios que sufre el cuerpo, tanto interna como externamente, se hagan presente ciertas dolencias e inflamación y se quieran aliviar tomando los medicamentos que se tienen a mano sin la indicación de un especialista y no teniendo la seguridad de si puede afectar o no el desarrollo del feto. Por ello, si te preguntas si puedo tomar aspirina si estoy embarazada, en este artículo de ONsalus, te ofrecemos toda la información sobre este tema que preocupa a muchas mujeres.

También te puede interesar: ¿Puedo tomar Omeprazol si estoy embarazada?

Efecto de la aspirina durante el embarazo

El feto recibe a través del flujo sanguíneo, que circula de la placenta al cordón umbilical, el oxígeno y los nutrientes de todo lo que ingiere la madre, incluso los compuestos de los medicamentos y las sustancias nocivas. Por este motivo, es importante acudir al médico para que indique qué fármacos se pueden tomar en el embarazo para que no perjudique al bebé.

A pesar de esto, el efecto de la aspirina ingerida puede variar dependiendo de la dosis, la frecuencia y del trimestre en el que se encuentre la futura mamá. Durante el primer trimestre, el feto puede absorber solo una pequeña cantidad, por lo que el riesgo de que se vea afectado es menor, especialmente, en dosis bajas y si fue una sola toma, sin embargo, lo más recomendado es evitarlo completamente para prevenir cualquier problema.

En el segundo trimestre de la gestación el riesgo de consecuencias aumenta por administrar la aspirina, aunque el médico podría recetar una dosis mínima y por poco tiempo de forma casi segura, pero esto ocurre solo en ciertas circunstancias y si la condición de la paciente lo permite. Para el tercer trimestre, la absorción de nutrientes y los compuestos farmacológicos es mucho mayor, siendo en esta etapa más contraindicada la ingesta del ácido acetilsalicílico por la alta probabilidad de sufrir efectos negativos en el feto o el parto.

¿Puedo tomar aspirina si estoy embarazada? - Efecto de la aspirina durante el embarazo

¿Se puede tomar aspirina en el embarazo?

A menos que el especialista lo indique para algunas enfermedades y siempre bajo su control, en general, no se puede tomar aspirina si se está embarazada, ya que en la mayoría de los casos no es segura su ingesta por los posibles riesgos de complicaciones tanto en la madre como en el feto.

Tomar la dosis de adulto de aspirina en la gestación está prohibida porque existe la posibilidad de que se produzca un aborto espontáneo, que el feto no crezca correctamente y aumenta el riesgo de que la placenta se desprenda del útero antes de la fecha de parto, lo que puede impedir la llegada de oxígeno y nutrientes al bebé. El mayor riesgo de que esto pase es por su ingesta frecuente y hacerlo en el primer o último trimestre.

Por otra parte, tomar ácido acetilsalicílico estando embarazada y en el último trimestre puede dar como consecuencia que el parto se retrase, que ocurra sangrado intenso en la mamá o el feto y que el recién nacido presente problemas cardíacos o en los pulmones. Asimismo, es mayor el riesgo de hemorragia cerebral o intraventricular en los bebés que nacieron prematuramente.

Aspirina en el embarazo: ¿para qué sirve?

No es seguro tomar aspirina estando embarazada, pero el médico puede indicar su ingesta para el tratamiento de ciertas enfermedades. Si este medicamento ya forma parte de un tratamiento desde antes de quedar embarazada, es posible que se tenga que continuar con este, pero se debe ajustar la dosis y la duración de acuerdo a la condición de la paciente y el desarrollo del feto. Si se toma la aspirina, siempre será bajo supervisión médica.

Uno de los casos en el que el especialista podría recetar la ingesta de ácido acetilsalicílico en la gestación es si la mujer sufre del síndrome antifosfolipídico, en el cual el propio sistema inmune ataca por error a las proteínas en la sangre y, en consecuencia, favorece la formación de coágulos de sangre en los vasos sanguíneos y los órganos. Esta alteración en el embarazo, si no es tratada, incrementa el riesgo de que ocurra el aborto espontáneo o la muerte fetal por una mala implantación embrionaria o por trombosis.

Asimismo, se ha incrementado el uso de la aspirina en el embarazo para disminuir la posibilidad de sufrir de preeclampsia, cuya complicación consiste en el aumento elevado de la presión arterial a partir de las 20 semanas de gestación y que puede ser mortal tanto para la mujer como para el bebé si no es controlada. Sin embargo, este tratamiento es únicamente para pacientes que tienen altas probabilidades de padecer la alteración, como aquellas con antecedentes de preeclampsia, quienes tienen hipertensión u obesidad.

A pesar de esto, el tratamiento con aspirina para la preeclampsia tiene que empezar en las primeras semanas del embarazo en bajas dosis, ya que si se inicia después de las 20 semanas no resulta efectivo. También es necesario realizar una prueba previamente, ya que esta alteración se puede deber a otras causas en las que el ácido acetilsalicílico no tiene ningún efecto.

¿Puedo tomar aspirina si estoy embarazada? - Aspirina en el embarazo: ¿para qué sirve?

Otras opciones para reemplazar la aspirina en el embarazo

Debido a que no se recomienda tomar aspirina si estás embarazada, es importante no automedicarse y acudir al médico para recetar algún medicamento que alivie la alteración que padezcas, como dolor o inflamación, pero que no represente riesgos en la salud del bebé ni de la mujer. Una de las sugerencias más frecuentes es el uso ocasional de paracetamol, sin embargo, su uso frecuente también supone algunos posibles riesgos.

Además del ácido acetilsalicílico, en el embarazo debes evitar tomar los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno, naproxeno sódico y el ketoprofeno, ya que pueden provocar riesgos similares a la aspirina.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Puedo tomar aspirina si estoy embarazada?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Escribir comentario sobre ¿Puedo tomar aspirina si estoy embarazada?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Puedo tomar aspirina si estoy embarazada?
1 de 3
¿Puedo tomar aspirina si estoy embarazada?

Volver arriba