Sangrado vaginal

Flujo marrón después de tener relaciones: causas y tratamiento

 
Isbelia Farias
Por Isbelia Farias. 3 enero 2024
Flujo marrón después de tener relaciones: causas y tratamiento

El flujo marrón después de tener relaciones puede deberse a diversas causas, como la menstruación, ovulación, implantación, embarazo ectópico, entre otras. Es marrón porque se trata de sangre no fresca, sino antigua, y por eso su color es marrón, ya que la sangre reciente tiende a ser rojo brillante. A medida que la sangre permanece fuera de los vasos sanguíneos por más tiempo, su color se torna más oscuro. Además, al estar en contacto con el aire, se oxida.

En la mayoría de los casos, el flujo marrón después de tener relaciones puede considerarse normal; sin embargo, es útil conocer todas las posibles causas para estar alerta, ya que también podría ser signo de alguna infección o afección ginecológica. En ONsalus te ofrecemos toda la información sobre las causas que pueden provocar el flujo marrón después de tener relaciones y sus posibles tratamientos.

También te puede interesar: Flujo marrón antes de la regla
Índice
  1. ¿Es normal tener flujo marrón después de tener relaciones sexuales?
  2. Causas del flujo marrón
  3. Qué hacer si tengo flujo marrón

¿Es normal tener flujo marrón después de tener relaciones sexuales?

Tener flujo marrón después de tener relaciones sexuales puede ser normal en algunas circunstancias concretas, pero también conviene estar atenta a otros síntomas asociados, ya que podría deberse a algún tipo de infección vaginal u otra condición médica, como veremos en el siguiente apartado.

Entre las posibles causas de flujo marrón después de tener relaciones que no constituyen un motivo de preocupación, se encuentran las siguientes:

  • Final del periodo menstrual: al final de la menstruación, el flujo podría tener un color marrón debido a la presencia de sangre envejecida.
  • Restos de sangre menstrual: pequeños coágulos o restos de sangre menstrual pueden expulsarse al tener relaciones sexuales o después de las mismas, dando lugar a la presencia de flujo marrón.
  • Fricción e irritación: la fricción durante las relaciones sexuales o si estas son muy bruscas pueden causas irritación en la vagina y dar lugar a un ligero sangrado. Si la mujer experimenta dolor, le puede pedir a su pareja tener un poco más delicadeza o probar con otra postura en la cual la penetración no sea tan profunda.
  • Uso de anticonceptivos hormonales: algunos anticonceptivos hormonales, como las pastillas, los parches o los anillos, podrían producir cambios en el aspecto del flujo vaginal.
  • Ovulación: algunas mujeres pueden tener un ligero sangrado o un cambio en el color del flujo durante la ovulación.

Causas del flujo marrón

Aunque en algunas situaciones el flujo marrón puede ser normal, es importante prestar atención a cualquier cambio significativo que se produzca en el mismo, así como a otros síntomas asociados que te causen preocupación. Si el flujo marrón persiste, es abundante, tiene mal olor o va acompañado de síntomas como picor, escozor o ardor, es conveniente consultar con el ginecólogo para una evaluación más precisa.

Hay algunas infecciones y enfermedades de transmisión sexual que pueden causar un flujo marrón con más frecuencia y son las siguientes:

Este tipo de infecciones, generalmente, suelen ir acompañadas de otros síntomas como flujo con mal olor, dolor al tener relaciones sexuales, picor en la vulva, ardor o dolor al orinar, fiebre, escalofríos, sensibilidad en el abdomen, entre otros.

Otras posibles causas del flujo marrón pueden ser:

Además, el flujo marrón también puede ser causado por algún cuerpo extraño que se ha quedado en el interior de la vagina, tal como un preservativo, un tampón, un anillo vaginal o algún juguete sexual.

Qué hacer si tengo flujo marrón

Si presentas flujo marrón después de tener relaciones sexuales, es importante que estés atenta a cualquier otro síntoma que puedas experimentar. Además, debes considerar el momento en el que ocurre, ya sea antes o después de la menstruación, ya que este será un factor clave para determinar si es normal o no. En algunos casos, si el flujo marrón persiste durante un período prolongado, podría ser un síntoma de adenomiosis o endometriosis en las paredes uterinas.

Además, se recomienda consultar a un médico especialista porque el aspecto del flujo marrón también es relevante. Si su consistencia es fibrosa o espesa, y está acompañado de mal olor y picazón, podría tratarse de una infección. La presencia de fiebre o dolor también puede ser una señal de que hay un problema. Si anteriormente no has experimentado flujo marrón, también podría indicar que algo no está bien. Sin embargo, siempre será el médico quien determine la causa exacta.

Hay diferentes opciones para eliminar el flujo marrón en función de cuál sea la causa. Por ejemplo, si la causa del mismo son los anticonceptivos hormonales, el ginecólogo podría prescribir otro método de anticoncepción que sea diferente.

De igual modo, si se trata de un flujo marrón que es provocado por una infección, el médico también será quien prescriba el tratamiento antibiótico adecuado en cada caso.

En el caso de las mujeres que atraviesan la perimenopausia, el médico tal vez indique una terapia hormonal sustitutiva (THS), la cual podría ser efectiva para eliminar el manchado marrón, además de otros síntomas que se asocian con esta etapa.

Si es el caso de una mujer embarazada, es fundamental que la mujer se comunique con el obstetra ya que, aunque pueda ser normal, es necesario comprobar que todo está yendo bien.

Muchas veces, el flujo marrón después de tener relaciones sexuales puede ser considerado normal. Sin embargo, es importante que la mujer mantenga un control regular de su ciclo y esté atenta a cualquier síntoma adicional que pueda experimentar. En cualquier caso, las visitas periódicas al médico siempre contribuirán a mantener la salud del sistema reproductivo de la mujer. En caso de presentar algún problema, estas visitas médicas son fundamentales para establecer un diagnóstico y comenzar el tratamiento lo más pronto posible.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Flujo marrón después de tener relaciones: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Bibliografía
  • Avendaño Salizar, L. V., & Choque Pauccar, F. (2019). Factores de riesgo asociados al síndrome de flujo Vaginal en mujeres de 18-24 años del Centro de Salud de Ttio 2017.
  • Chuquiyauri Nieto, C., & Tumbay Sánchez, L. F. (2023). Características epidemiológicas y flujo vaginal en mujeres en edad fértil Centro de Salud Margos-Huánuco 2021.
  • Moreno Tapia, J. G., & Abaca Castillo, E. P. (2019). Estudio microbiológico de agentes colonizantes e infectantes del flujo vaginal de mujeres que asisten al centro de salud José Dionisio Astaburuaga de Talca (Doctoral dissertation, Universidad de Talca (Chile). Escuela de Tecnología Médica.).
  • Orellana-Escobar, N., & Vega-Gonzales, E. (2019). Características personales de las mujeres en edad fértil con síndrome de flujo vaginal en un centro de salud peruano, 2018. Revista Internacional de Salud Materno Fetal, 4(2), 3-8.
  • Rejas Quispe, K. E. (2019). Flujo vaginal y su relación con el uso de métodos anticonceptivos en mujeres de edad fértil atendidas en el centro de salud de Guadalupe, septiembre-noviembre 2018.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Flujo marrón después de tener relaciones: causas y tratamiento