Compartir

Hipotiroidismo subclínico: síntomas y consecuencias

 
Por Alba San Hipólito Bermejo. Actualizado: 27 febrero 2018
Hipotiroidismo subclínico: síntomas y consecuencias

La glándula tiroides es una glándula del sistema endocrino que regula el metabolismo del cuerpo así como su sensibilidad a otras hormonas. Los problemas en esta glándula pueden causar hipertiroidismo o hipotiroidismo y son mucho más comunes de lo que pensamos. Dentro del hipotiroidismo podemos encontrar el clínico o el subclínico, siendo este último considerado como una fase previa al hipotiroidismo común. El hipotiroidismo clínico o común se da cuando la glándula tiroides no producen suficientes hormonas tiroideas y, el cerebro, para poder regularlo, segrega más TSH (hormona estimulante de la tiroides). Sin embargo, en el hipotiroidismo subclínico los niveles de hormonas son correctos pero la tiroides ya no funciona correctamente. En este artículo de ONsalus te explicamos todo sobre el hipotiroidismo subclínico: síntomas y consecuencias.

Hipotiroidismo subclínico: causas

No hay una causa específica que determine el hipotiroidismo subclínico, sin embargo, cuando ocurre se produce un aumento de la producción de la hormona TSH, como hemos visto.

Se considera que se padece hipotiroidismo subclínico cuando los niveles de TSH están entre 5 y 10 mU/L, siendo hipotiroidismo clínico cuando estos se encuentran entre los 10 y 15 mU/L.

La realidad es que en muchas ocasiones el hipotiroidismo suele estar relacionado con sobrepeso u obesidad, no obstante, aunque es más frecuente en mujeres, pueden padecerlos ambos sexos y las probabilidades no solo aumentan con el peso sino también con la edad.

Hipotiroidismo subclínico: síntomas y consecuencias - Hipotiroidismo subclínico: causas

Síntomas del hipotiroidismo subclínico

Puesto que el hipotiroidismo subclínico está considerado una condición previa al hipotiroidismo clínico suele ser asintomático ya que en la mayoría de los casos no hay ningún síntoma definido. Sin embargo, a veces puede producir síntomas leves como:

  • Sequedad de piel.
  • Mayor caída del cabello.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Apnea del sueño.
  • Sensación de frío.
  • Diarrea, entre otros.

No obstante, estos síntomas pueden ser muy comunes y de padecerse suelen ser muy leves, por lo que normalmente no se suelen relacionar con esta condición. Hay personas que notan una sensación de cansancio o pesadez o incluso aumento de la intolerancia al frío.

Otro de los síntomas que pueden aparecer es el de metabolismo lipídico, por lo que podría aumentar el colesterol y los triglicéridos.

Consecuencias y su evolución

Como hemos visto el hipotiroidismo subclínico es un estadio previo al hipotiroidismo común. Sin embargo, no todos los pacientes con hipotiroidismo subclínico terminan desarrollando el clínico, aunque la gran mayoría sí. Los pacientes que hayan padecido la enfermedad autoinmune de la tiroides Hashimoto o que hayan recibidos altas dos de radioterapia tienen mayor tendencia a padecer hipotiroidismo.

El riesgo de progresión está relacionado con la concentración que se tuviese inicialmente de TSH, de manera que las personas con valores más altos (entre 12 y 15 mU/L) tendrán mayor riesgo. Además influye la presencia de anticuerpos que combaten la tiroides como el anti-TPO.

Sin embargo, no todo son malas noticias. Hay pacientes con hipotiroidismo subclínico que con el paso de los años han mostrado un equilibrio en los resultados de las pruebas sin la ayuda de ningún tratamiento. Sin embargo, este tipo de pacientes suelen tener unos niveles de TSH inferiores a 10 mU/L.

Además de su probable evolución hacia el hipotiroidismo clínico varios estudios han demostrado que las personas que padecen esta condición presentan un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, especialmente aquellos que tienen unos niveles de TSH superiores a 10 mU/L. También suelen presentar mayores niveles de colesterol que el resto de la población en general, y si tienen los niveles de TSH mayores también tendrán mayor riesgo de presentar esteatosis hepática.

Hipotiroidismo subclínico: síntomas y consecuencias - Consecuencias y su evolución

Hipotiroidismo subclínico: tratamiento

No hay un tratamiento específico establecido para tratar el hipotiroidismo subclínico, aunque sí hay formas de tratarlo y dependerá del profesional.

En algunos casos se utiliza un tratamiento de sustitución hormonal, aunque no mejora la condición, pero sí alivia los síntomas que puedan aparecer como el cansancio. Normalmente se utiliza levotiroxina, una hormona de la tiroides que suele utilizarse para tratar el hipotiroidismo común. El consumo de levotiroxina está recomendado sobretodo a partir de 10 mU/L.

Además se recomienda monitorear cada cierto tiempo los niveles de TSH para ver si están aumentando y, por lo tanto, evolucionando a hipotiroidismo clínico. En cuyo caso se trataría esta condición.

Las mujeres embarazadas con hipotiroidismo subclínico deben ser tratadas desde el principio ya que un desequilibrio de las hormonas o fallos en el sistema hormonal podrían afectar al desarrollo correcto del feto.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Hipotiroidismo subclínico: síntomas y consecuencias, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema endocrino.

Escribir comentario sobre Hipotiroidismo subclínico: síntomas y consecuencias

¿Qué te ha parecido el artículo?

Hipotiroidismo subclínico: síntomas y consecuencias
1 de 3
Hipotiroidismo subclínico: síntomas y consecuencias

Volver arriba