Compartir

Gota: causas y tratamiento

Por Ingrid Cruz, Auxiliar de farmacia. Actualizado: 18 diciembre 2015
Gota: causas y tratamiento

La gota es una tipo de artritis y una de las más dolorosas, en la cual el ácido úrico se acumula en el cuerpo formando depósitos de estos cristales y trayendo como consecuencia dolor, hinchazón, bultos debajo de la piel y cálculos renales. Este padecimiento puede afectar una articulación si se trata de gota aguda o varias articulaciones a la vez, si es gota crónica. En ONsalus te explicamos las causas y tratamiento de la gota.

También te puede interesar: Remedios caseros para la gota

Causas de la gota

Los valores de ácido úrico elevado son la principal causa de la gota, también existe la posibilidad de que sea hereditaria y tiene una mayor incidencia en hombres, personas que beben alcohol y mujeres postmenopáusicas. Además existen enfermedades que aumentan el riesgo de tener gota:

  • Diabetes.
  • Obesidad.
  • Algún tipo de anemia.
  • Enfermedades renales.
  • Leucemias.

Consumir medicamentos como aspirina, diuréticos y algunas vitaminas como la niacina, también pueden elevar el ácido úrico y causar gota.

Gota: causas y tratamiento - Causas de la gota

¿Por qué sube el ácido úrico?

El ácido úrico se genera por la descomposición de las purinas, las cuales se encuentran en los tejidos del cuerpo y en algunos alimentos. Esta sustancia se disuelve en la sangre y es eliminada a través de la orina, cuando este proceso se ve interrumpido, el ácido úrico se acumula por causa de una ingesta elevada de alimentos ricos en purinas o porque los riñones no pueden eliminarlo correctamente.

El nivel de ácido úrico se determinará a través de un examen de orina. Hay que destacar que no todas las personas que tengan el ácido úrico alto tendrán gota. Los valores normales de ácido úrico deberían estar entre los siguientes:

  • Mujeres: 2,4 y 6,0 mg/dL
  • Hombres: 3,4 y 7,0 mg/dL
Gota: causas y tratamiento - ¿Por qué sube el ácido úrico?

Síntomas de la gota

La gota suele manifestarse a partir de lo que se conoce como crisis de gota, que se presenta de forma repentina generalmente, durante la noche y causa un dolor intenso en el dedo gordo del pie. Algunos de los síntomas de la gota son:

  • Enrojecimiento de la articulación.
  • Dolor intenso y pulsátil.
  • Calor y sensibilidad en el área afectada.
  • Hinchazón y rigidez.
  • Fiebre y escalofríos.
  • Pérdida del movimiento.
  • Protuberancias bajo la piel o tofos, que se desarrollan después de llevar muchos años con la enfermedad.

A partir del primer ataque de gota, la persona no volverá a tener síntomas y las crisis podrían repetirse en los siguientes 6 o 12 meses. Como hemos visto anteriormente la primera articulación afectada por gota es el dedo gordo del pie, sin embargo esta puede perjudicar a otras como:

  • Tobillos.
  • Rodillas.
  • Codos.
  • Dedos de las manos.
  • Muñecas.
  • Arco del pie.
  • Talones.
Gota: causas y tratamiento - Síntomas de la gota

Tratamiento para la gota

Será necesario tomar el tratamiento indicado por el médico, a partir de que la crisis de gota comience. Para tratar la gota se utilizarán antiinflamatorios no esteroideos como ibuprofeno o naproxeno, respetando siempre la dosis recomendadas. Los costicosteroides, como la prednisona, también son una alternativa ya sea por vía oral o haciendo infiltraciones en la articulación afectada.

Los dolores de gota no deberían durar más de 12 horas, si has tomado el tratamiento, el resto de las veces acaban luego de 48 horas. El reumatólogo te indicará si debes tomar algún medicamento diario, a parte de los que usas durante las ataques de gota.

Gota: causas y tratamiento - Tratamiento para la gota

Medidas preventivas

Las enfermedad como tal no se puede prevenir, pero si se pueden frenar los factores que desencadenan los síntomas, algunas recomendaciones son:

  • Realiza ejercicio diariamente.
  • Incluye en tu dieta alimentos para bajar el ácido úrico.
  • Toma suplementos de vitaminas C.
  • Baja de peso.
  • Evita el consumo de alcohol, sobre todo el de la cerveza.
  • Reduce el consumo de bollería y carnes grasas.

De igual forma te recomendamos algunos remedios caseros para la gota, que te ayudarán a eliminar el ácido úrico de tu organismo, así como para tratar las áreas afectadas:

  • Lúpulo: sus capacidades sedantes permitirán calmar el dolor producido por las crisis de gota. Diluye dos gotas de tintura de lúpulo, que encontrarás en la herboristería, en un vaso de agua y colócalo sobre la articulación adolorida.
  • Cebolla: te ayudará a bajar los niveles de ácido úrico por su efecto diurético. Hierve una cebolla pelada y cortada en un litro de agua, por cinco minutos. Déjala reposar y cuélala. Toma tres tazas al día y agrega miel si lo deseas.
  • Cola de caballo: esta planta depurará tu organismo y estimulará la producción de orina. Cocina en un litro de agua, una cucharada de la planta seca por 30 minutos. Bebe hasta tres tazas al día.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Gota: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Escribir comentario sobre Gota: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Gota: causas y tratamiento
1 de 5
Gota: causas y tratamiento

Volver arriba